Leer es resistir

529 views
4 mins read

Al nombrar la columna de opinión de esta manera, debería poner el nombre del autor del libro que lleva este título, pero los méritos se los reconozco a través de este humilde escrito.

Mario Mendoza es un gran escritor colombiano, quien, con un estilo único, propio, particular, realista, entretenido y enriquecedor, nos ha participado con varias publicaciones, gracias a su brillante inspiración, humanismo y conocimiento del contexto.

En su último libro publicado, “Leer es resistir”, habla precisamente de la necesidad de intelectualizar a la humanidad a través del valioso ejercicio de la lectura para poder entender el entorno y fijar posiciones que no sean manoseadas y moldeadas por los medios de comunicación, esos que nos tratan de manipular todo el tiempo y nos muestran una realidad subjetiva que generalmente está ajustada a intereses particulares.

En uno de los apartes de este maravilloso texto, Mendoza expone que “leer es una fuerza que significa emancipación, resistencia y resiliencia… leemos porque somos sensibles a un poder invisible que los libros nos transfieren. No creemos en la fuerza bruta, sino en aquella que viene del pensamiento y la creatividad”.

La ignorancia nos hace esclavos de verdades y realidades virtuales que nos crean para someternos, o, mejor dicho, para subyugarnos de manera inmisericorde. La lectura de una u otra manera nos hace libres, nos permite crear, innovar, imaginar, soñar, anhelar y construir; de hecho, el mismo escritor propone que, “la razón sin imaginación solo es una repetición de fórmulas. Lo interesante de la ciencia está en la fuerza creativa, en su capacidad de innovación. Neil Armstrong pudo pisar la luna porque antes había llegado a ella Julio Verne, H.G. Wells y Tintín”.

Leer nos permite razonar mejor, hacer análisis situacionales de manera sensata, atinada, sabia, objetiva, sin apasionamientos; dice el autor del citado libro que “la literatura es la pócima mágica, el alucinógeno escondido entre las otras sustancias. Si Gutenberg no hubiera construido la imprenta, un siglo y medio después la biblioteca del aldeano Alonso Quijano no hubiera existido”.

No leer nos conduce al cadalso, al espacio en el que habitan los perros mudos, al corral en donde se alojan los borregos mansos o a la jaula en la cual encierran a los loros reales que aprenden a repetir lo que sus amos les enseñan y obligan a decir, a cambio de un poco de cacao y pan (circo y pan).

Para terminar, Mario Mendoza expone que, “aprender a leer literatura es comenzar a reinventar la realidad, a modificarla y a salir de ella también en excursiones por realidades paralelas… entrar en la literatura es ver gigantes donde los demás solo ven molinos de viento”.

Adenda:

Como huilense que soy, enamorado de esta tierra, hago un llamado a todos mis paisanos para que pidamos al gobierno nacional que nombren a un líder proveniente de esta región para que oriente los destinos de la Federación Nacional de Cafeteros, suenan nombres importantes como el del exsenador, exministro y exgobernador Rodrigo Villalba Mosquera y el de nuestro actual gobernador Luis Enrique Dussán López, dos importante personalidades, con capacidades y experiencia de sobra para asumir este reto con gran acierto.

Por: Hugo Fernando Cabrera – hfco72@gmail.com

Twitter: @Hufercao04

 

 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido