La excelente gestión del gobernador del Huila

La excelente gestión del gobernador del Huila

No saber lo que pasa o sucede, o no querer reconocer lo que pasa o sucede, es en ocasiones similar; por ello, quienes se limitan a conocer la realidad solamente a través de los medios de comunicación, pueden verse envueltos en verdades acomodadas, tanto a los intereses de los mismos canales, como de quienes generan la información, o quienes la transmiten a través de su voz o sus letras.

No es necesario quemar voladores cada vez que se ejecuta una acción o se hace una obra, tampoco es primordial generar crisis para luego salir como salvadores a solucionar las crisis promovidas, esas son estrategias vetustas que en muy poco o nada ayudan a construir sociedad y mostrar en realidad avances en favor de la comunidad, tarde o temprano el pueblo se da cuenta de esas artimañas.

El hecho de no ser un gobernante megalómano o rockstar, no quiere decir que no se esmere y esté absolutamente comprometido con su trabajo y con su comunidad, y además esté cumpliendo a cabalidad con su responsabilidad como gobernante, una cosa no se puede comparar con la otra.

A pesar de lo duro que fue este año a raíz de la pandemia, en temas de atención en salud jamás se presentó crisis hospitalaria por falta de condiciones o logística, pues en el Huila se fue creciendo en capacidad de atención a pacientes Covid y de otras patologías, en la medida de las necesidades, hasta lograr la gran reconversión del hospital, con suficientes camas (405 camas UCI) en todos los niveles de atención, profesionales de altísima calidad trabajando las 24 horas y el personal de apoyo necesario, para poder atender la altísima demanda generada. Estos avances se lograron también en Pitalito, La Plata y Garzón, en donde funcionan hospitales departamentales, los cuales fueron adaptados y equipados, para garantizar el servicio a la comunidad que lo requiera.

Por otro lado, aunque las cosechas cafeteras del primero y segundo semestre se vieron amenazadas por la crisis sanitaria, se lograron coordinar con el Comité Departamental de Cafeteros, colosales acciones que permitieron recoger el grano y alcanzar cifras históricas en ventas del producto bandera de nuestro departamento, seguramente de eso no se habla mucho y los articulistas poco escriben de esto, pero en realidad, gracias al apoyo del gobierno departamental y un trabajo coordinado, se lograron los propósitos frente a este importantísimo tema para la economía del Huila.

Ante la crisis generada a raíz de la misma situación, y buscando generar condiciones propicias para generar dinámica económica, se propuso un paquete de inversiones sumamente ambicioso, el cual fue presentado por el gobernador Luis Enrique Dussán López, con el cual se benefician todos los municipios. La inversión según lo anunciado por el gobernador Luis Enrique Dussán alcanza la importante cifra de los 238.402 millones de pesos, de los cuales cerca de 150.000 son aportados por el departamento y el resto, es decir 88.402 por cofinanciadores tales como los municipios, la nación y otros actores.

En materia de educación, sector sumamente afectado por la pandemia, se logró superar la crisis y se llegó a todos los estudiantes a través de estrategias adoptadas por la secretaría de Educación Departamental, y con el apoyo de los docentes y directivos docentes se consiguió culminar el año escolar de manera positiva y satisfactoria.

El departamento avanza por el sendero correcto en materia económica, social, educativa, de infraestructura, y el norte está absolutamente definido, pero, además, para quienes no lo tienen claro, tenemos un excelente gobernador.

Por: Hugo Fernando Cabrera – hfco72@gmail.com
Twitter: @Hufercao04



Ir al contenido