¡El precio de gobernar para la gente!

¡El precio de gobernar para la gente!

“Gorky vs. El resto”

A veces me reclaman algunos amigos y otros no tanto, del porqué  mis columnas de opinión van dirigidas a desenmascarar este Gobierno y apoyar a los marchantes.

Les digo que no es solo contra las actuaciones de este gobierno, sino de quienes han sido gobierno durante más de 5 décadas, dejándonos a los colombianos afectados con sus leyes antipopulares y que día a día hace que la clase media y emergente sea menor y pase a la base de las clases bajas y sean menos los ricos de este país, y en cuanto a los marchantes, les digo, que siento vergüenza con ellos, pues no había madurado tanto en política, para entender que  dejamos pasar muchas reformas y no hicimos nada, dejamos morir muchos colombianos por un sistema de salud precario y no hicimos nada, que nuestros mayores cada día se pensionan más viejos y logran disfrutar su descanso muy poco porque pronto mueren, que dejamos que la violencia se acomodara como excusa de unos y de otros.

Que nos metieron el 2,3 y 4 por mil y no dijimos nada, que se acabaron los recargos nocturnos y no dijimos nada, que en cada gobierno nos metieron hasta tres reformas tributarias y no dijimos nada, que pasamos del IVA del 8 al 19% y no dijimos nada, que nos ha tocado pagar lo que se roban los corruptos como Electricaribe, que nos raponearon las regalías petroleras a las regiones productoras y no dijimos nada, que depredamos el río Magdalena con dos represas y no dijimos nada, que se roban la plata de los hospitales y el PAE y no hicimos una sola marcha contra ellos, que se eligen personeros y contralores con corrupción y no dijimos nada, que nos quedamos sin estadio de futbol y no dijimos nada, siempre convencidos que ese trabajo es de la justicia y hoy vemos que no, que hay que manifestar nuestro descontento para que la presión social los haga actuar por vergüenza.

Me preocupa que  llevamos más de 13 días con el país paralizado, con miles de personas marchando en las calles de cada cuidad del país, donde día a día se suman diferentes sectores de la sociedad, donde el descontento cada día es mas grande y visible, donde los que hacen parte del gobierno que los amamanta y esperan alguna lisonja se molestan con los que protestan, pero en el fondo están igual de mamaos con esta violenta desigualdad y corrupción

Por eso me llama poderosamente la atención, que como muy pocos el Alcalde de Neiva, Gorky Muñoz Calderón, ha actuado del lado de la gente sin importar sus propios afanes de gobierno, donde ha tenido que lidiar con aquellos medios de comunicación y empresarios de la política del Departamento y de otros lugares del país, que se habían adueñado de nuestro presupuesto, ha expuesto al limite su propia salud física y la vida misma.

Ha salido bien librado de las primeras decisiones de gobierno para afrontar la pandemia, tomó decisiones prácticas y coherentes de restricción a la movilidad y ha tratado de minimizar el hambre de muchos ciudadanos, sin importar su procedencia política o nacionalidad.

Ahora salta de nuevo al escenario nacional con su recorrido nocturno frente a los denominados vándalos que han destruido la ciudad y los bienes públicos y privados, incluso frente a edificios ardiendo en llamas, les ha tendido espacios de comunicación y de reconciliación, ha cruzado la línea invisible de la disputa ideológica de las protestas, se ha parado en la mitad de esa frontera para pedir como primera autoridad, mesura al actuar, hoy es un ejemplo nacional en este sentido, hoy podemos decir que está conectado con el pueblo, cosa distinta del gobernador de los huilenses de quien se dice está en otro paseo y ha sido inferior a sus funciones y a su compromiso como gobernante desde su primer día de gobierno, como le pasa a los 36 alcaldes municipales, que aún no conocen sus deberes legales y constitucionales en estos escenarios, que entre tanto, podrían apoyar a los ciudadanos involucrados  en las marchas, que podrían marchar al lado de sus conciudadanos para enviar un mensaje de tranquilidad y de paz.

Sin temor a equivocarme, veo muy tibios, casi nulos, el liderazgo de las iglesias, de las directivas universitarias con sede en el Huila, a los empresarios (todos) a quienes estas reformas los afecta directamente al incrementarse los bienes y servicios, al pagar más carga impositiva, a quienes la pandemia los  golpea y siguen adelante solos sin apoyo del gobierno nacional, empresarios que no solo deberían marchar y poner una pancarta, sino exigir resolución inmediata, pero no escondidos bajo el letrero de Fenalco y cámaras de comercio, que no han dado nunca frutos reales.

Sé, que a muchos de mis lectores no les parecerá esta exaltación del trabajo de Gorky, pero los invito a reflexionar solo estos puntos, para darle un espaldarazo, nuestra situación de orden público podría ser peor y la falta de ayudas humanitarias y abastecimiento de alimentos y la especulación podrían ser indescriptibles, pero, ello ha tenido un limite gracias a este señor, que aún tiene un pie en el edificio municipal, pero el otro pie, sus oídos y su visión de ciudad en las calles.

Por: Juan Felipe Molano Perdomo – jmolano74@hotmail.com
Twitter: @JuanFelipeMola8



Ir al contenido