Colombia se eleva en la construcción verde: 10.7 millones de M2 certificados y contando

772 views
6 mins read
  • El Consejo Colombiano de Construcción Sostenible prevé que para finales de 2023 haya un incremento del 17.7% en este tipo de proyectos.
  • Según Fincaraíz, las construcciones que tienen en cuenta variables sostenibles, como la reducción de su huella de carbono, pueden aportar en un ahorro del 40% de agua y entre 30% y 50% de energía.

En los últimos años, las crisis que el mundo está experimentando con el cambio climático, son varias las opciones que se presentan para aportar a la disminución de contaminantes que impactan al medio ambiente. De esa forma, ha tomado fuerza la construcción sostenible, actividad que se ha vuelto un pilar fundamental para cumplir con metas de desarrollo ambiental sostenible y para que las empresas se validen como aliados de este objetivo.

Así lo ratifican las cifras de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), que indican que actualmente en todo el país se han certificado 10.7 millones de metros cuadrados. De este total, el 88% se encuentra en el sector de viviendas, posicionándose como el pilar principal de la certificación Edge (Excelencia en Diseño para Mayores Eficiencias, por sus siglas en inglés).

Y es que, este tipo de proyectos trae consigo grandes ventajas, que aportan no solo al ambiente, si no también a los que hacen uso de estas edificaciones, ya que algunos de ellos son concebidos en términos de eficiencia energética, señalan los expertos como Viviana Espinosa, Ingeniera de Proyectos de Beeok Colombia, scaleup desarrolladora de soluciones tecnológicas que aceleran la transición de las empresas que tienen ese compromiso hacia la sostenibilidad, como lo hace con software as a services para el cálculo de huella de carbono.

“Están diseñados para tener costos de energía más bajos y disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero. Así mismo, incorporan tecnologías y prácticas de ahorro de agua y materiales sostenibles, lo que resulta en facturas de agua más bajas y una menor presión sobre los recursos hídricos locales. Estos edificios mejoran también la calidad del aire interior, por medio de la ventilación, iluminación natural y selección de materiales no tóxicos, que benefician a la salud y la comodidad de los ocupantes”, subrayó la profesional.

De esa forma, la ingeniera ambiental complementa que estos proyectos tienen un mayor valor de reventa y atraen a inquilinos y empleados con sentido ambiental, reduciendo las tasas de vacantes y aumentando los ingresos. Además, acota, cumplen con regulaciones más estrictas, lo que evita multas y sanciones, al tiempo que les permite obtener certificaciones como LEED (Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental) y premios por su compromiso con la sostenibilidad. Por último, remarca, la eficiencia energética reduce la dependencia a los precios de la energía y las fluctuaciones en los costos de operación, disminuyendo los riesgos financieros, mencionó la experta de Beeok Colombia.

En esa línea, los edificios verdes contribuyen a la reducción del consumo de energía y las emisiones de carbono. Según información de Fincaraíz, las construcciones que tienen en cuenta variables sostenibles como ese indicador, pueden aportar en un ahorro del 40% de agua y entre 30% y 50% de energía.

Las construcciones verdes resaltan por su eficiencia energética gracias al aislamiento de alta calidad, ventanas eficientes y sistemas HVAC de alto rendimiento. También utilizan iluminación LED, paneles solares fotovoltaicos y sistemas de automatización para reducir el consumo de energía. Al igual incorporan medidas de ahorro de agua como grifos de bajo flujo y recolección de agua de lluvia”, puntualizó Viviana Espinosa.

Respecto a los materiales de construcción, es importante la utilización de madera certificada, por ejemplo, de FSC (Forest Stewardship Council) y hormigón reciclado, e igualmente aislamientos ecológicos, como la lana de roca o algodón reciclado. En términos de mejorar la calidad del aire interior, se opta por pinturas y revestimientos de bajo COV (Compuestos Orgánicos Volátiles).

Una muestra de ello es que el Consejo Colombiano de Construcción Sostenible prevé que para finales de 2023 haya un incremento del 17.7% en este tipo de proyectos. Esto, porque según información de Asobancaria, durante la última década, Colombia ha experimentado un notable aumento en la cantidad de proyectos de vivienda certificados en sostenibilidad, pasando de tan solo uno a más de 250.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido