Basura cero

5 mins read

Las prácticas sociales han contribuido en gran medida a un rápido aumento del cambio climático, minimizar los desechos enviados a los rellenos, puede ayudar a reparar algunos daños. Un método para reducir nuestra huella de carbono es reducir los residuos.

El estilo de vida ‘zero waste’ o ‘basura cero’ continúa ganando más fuerza, sobre todo en la población más joven. Separar los residuos, hacer compostaje o evitar el uso de plásticos son algunas prácticas que ayudan a generar menos desechos.

Un informe del Banco Mundial calcula que, para 2050, aumentará en un 70% la producción de basura de los humanos en el mundo. En otras palabras, se llegará a producir hasta 3.400 millones de toneladas en los próximos 30 años. Zero waste reduce nuestro impacto dañino en el ecosistema, fomentando una vida sostenible, la biodiversidad y un equilibrio saludable y productivo de organismos.

Pasar a cero residuos puede prolongar la vida útil de muchos materiales reutilizables y reciclables, conservar recursos finitos, reducir la cantidad de basura y la cantidad de emisiones de carbono liberadas a nuestra atmósfera.

Los cambios de hábitos en el hogar o las acciones, que parecen insignificantes, permiten reducir el impacto de los humanos en el ambiente. Por eso, los seguidores del estilo de vida ‘zero waste’ siguen las cuatro R: reducir, reutilizar, reciclar y recuperar.

Estas personas evitan el consumo de productos que tengan empaques no reciclables, utilizan bolsas y otros artículos de tela y clasifican sus residuos. Los millennials, personas nacidas entre 1981-1995, son los más involucrados con este tipo de actividades. El estudio Global Web Index revela que seis de cada 10 están dispuestos a pagar más por productos ecológicos, seguidos por el 58% de la ‘generación Z’.

El desperdicio cero puede ser una solución climática. No solo porque reduce la basura que producimos, sino que también representa una producción y distribución sin desperdicios y respetuosa con el medio ambiente.

Garantiza que todo el ciclo de vida del producto no tenga un impacto negativo en el medio ambiente. Según las estimaciones realizadas por la EPA (Agencia de Protección Ambiental), el 42% de todas las emisiones de gases de efecto invernadero provienen de la producción y consumo de productos.

La extracción y el procesamiento de materias primas requieren grandes cantidades de energía que, a menudo, provienen de los combustibles fósiles. La quema de combustibles fósiles genera grandes cantidades de dióxido de carbono.

El transporte de materiales y productos también contribuye a las emisiones de gases de efecto invernadero. El transporte de mercancías emite el 50% de las emisiones del transporte por carretera en las zonas urbanas. Los métodos de gestión de residuos en vertederos e incineración también producen emisiones de GEI (Gases Efecto Invernadero).

La gestión de residuos sólidos representa el 5% de las emisiones globales de CO2. Un enfoque de cero residuos para la producción, el consumo y la eliminación, reducirá significativamente la cantidad de residuos enviados a los rellenos. Y esto reducirá directamente la contaminación.

El uso de materiales reciclados en la construcción de carreteras puede reducir las emisiones conectadas a las carreteras de ladrillo y asfalto en un 28% y un 37%, respectivamente.

La reutilización de los desechos electrónicos generados en China podría reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de la industria electrónica en 24 millones de toneladas para 2030.

Para evitar la producción de basura innecesaria, cada vez existen más iniciativas que ayudan a dar una segunda vida a los productos. En Ecuador se han creado aplicaciones para fomentar el reciclaje y se ofrecen servicios de recolección de orgánicos, que representan hasta el 70% de los desechos que produce cada hogar.

Generalmente, estos no son clasificados y terminan en los rellenos sanitarios. Aunque parezca complicado y costoso, en realidad se reducen los costos en el hogar y no implica mucho esfuerzo.

Por: María Fernanda Plazas Bravo
Twitter: @mafeplazasbravo

Ingeniera en Recursos Hídricos y Gestión Ambiental

Especialista en Marketing Político – Comunicación de Gobierno

Universidad Externado de Colombia

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Latest from Blog

Ir al contenido