¡Alejandro Gaviria Presidente!

¡Alejandro Gaviria Presidente!

Nada fortuito resulta que hoy por hoy, en Colombia exista todo un revuelo de cara a las presidenciales, ante el anuncio oficial de Alejandro Gaviria en aspirar a la Presidencia de la República, siendo este un candidato “outsider” (fuera de lo común), que se ha propuesto “llenar de ideas transformadoras al centro”.

Un discurso que resulta ser oxigenante en la política colombiana, ya que nuestra ciudadanía se encuentra asteada de la vil polarización entre los de izquierda y los de derecha.

Ha trascurrido cerca de 15 días, después de que Alejandro renunciara a la Rectoría de la Universidad de Los Andes, lo cual ha generado todo un “boom” político, haciendo de quienes encabezan las encuestas, se pongan dubitativos y reaccionarios, ante  la decisión de un académico en incursionar en el mundo político, que viene dando pasos de gigante, el cual recogerá sin duda alguna, a todo el oficialismo del Partido Liberal en su plena expresión y todo indicaría que convergerían otras expresiones alternativas como la del Nuevo Liberalismo y la misma “Colación de la Esperanza”.

Alejandro Gaviria, en su condición de libre pensador llama la atención del país, contándonos una historia, al manifestarnos que: “Colombia tiene futuro” y que, en su acción política, desea hacer “pedagogía pública”, en “la construcción de un territorio más justo, más decente, más digno y más sostenible”, de la mano de ideas con fuerza transformadora, que él ha denominado las 4C: “1. Coraje para enfrentar los poderes paralizantes; 2. Cohesión social para la transformación; 3. Confianza transformadora; 4. Cultura que nos llene de emociones”.

En lo personal, pienso que Gaviria no es un etéreo, como algunos críticos manifiestan. Muy por el contrario, parte de lo fundamental, el dialogo ciudadano sobre aspectos tan connaturales que por la politización odiosa han olvidado.

Es un acierto, pensar que las disyuntivas del país no deben girar en torno a una sola persona, ni a un mesías. Coincido en su pensamiento, cuando reza que “no debemos dudar en una comunidad comprometida y organizada, porque esta puede cambiar el mundo”, producto de un empoderamiento, toda “una cohesión social transformadora”.

Finalmente, quiero culminar con una confesión y que, a su vez, sea una invitación. En lo que llevo escuchando a Alejandro Gaviria en sus conferencias y en sus elocuentes intervenciones, son estas, apenas pequeños toques de la magnitud de su intelectualidad.

De ahí, que he decido internarme en una ruta apasionante y viajar por sus libros, a los que invito para que también los lean y estos son: “Alguien tiene que llevar la contraria”; “Siquiera tenemos las palabras”; “Otro fin del mundo es posible”; “Hoy es siempre todavía” y la más reciente obra “En defensa del humanismo”

Pienso que “Colombia tiene futuro” y Neiva también. Es por ello que arrancaré en convocar a todas las fuerzas vivas neivanas, para recoger firmas y respaldar a quien no me cabe duda, será Presidente. ¡Gobernar es educar!

Por: Alejandro Serna Serna –
Twitter: @AlejandroSernaS





Ir al contenido