CAM lanza recomendaciones por temporada seca

489 views
4 mins read

A pesar de la presencia de lluvias atípicas que se han presentado en algunas zonas del departamento, en lo corrido del 2018 se han registrado en el Huila al menos 44 incendios de cobertura vegetal, afectando alrededor de 311 hectáreas, principalmente de pastos y rastrojos. Estos incendios han afectado principalmente la zona sur del Huila.

La Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena-CAM hace un llamado a los huilenses a implementar acciones preventivas con ocasión de la temporada seca que se vive en el departamento.

De acuerdo a los antecedentes de incendios forestales presentados en el Huila, en el año 2015 se presentaron 810 eventos afectando 18.790 hectáreas, en el 2016 se presentaron 310 incendios que afectaron 7.539 hectáreas y en 2017 un total de 311 incendios  afectando 2121 hectáreas de pastos y rastrojos. Esta información fue entregada por los Cuerpos de Bomberos a la autoridad ambiental del Huila.

“Reiteramos a la comunidad e instituciones no bajar la guardia y tener en cuenta recomendaciones como evitar hacer fogatas y quemas controladas, no arrojar colillas de cigarrillos, hacer disposición adecuada de residuos sólidos, especialmente de vidrios, plásticos y papeles, con el fin de evitar incendios de la cobertura vegetal, pérdida de la diversidad biológica y mitigar los efectos sobre el cambio climático. Además se debe avisar oportunamente la presencia de humo o fuego en la zona”, informó Carlos Andrés González Torres, subdirector de Regulación y Calidad Ambiental.

El llamado al Consejo Departamental, a los Consejos Municipales de Gestión del Riesgo de Desastres y las autoridades municipales es mantener activos los planes de gestión del riesgo y protocolos de respuesta, con el fin de evitar la ocurrencia y propagación de incendios de la cobertura vegetal, especialmente en áreas de reserva forestal, ecosistemas estratégicos y del Sistema Nacional de Parques Nacionales Naturales,

A los Cuerpos de Bomberos contar con los elementos y estrategias necesarias para la lucha contra incendios y tener disponibilidad para atender y controlar las conflagraciones de la cobertura vegetal que se generen en el departamento.

Las empresas operadoras de acueductos y a la comunidad en general deberán vigilar las reservas de agua, planificar y usar adecuadamente el recurso para evitar desabastecimiento. Estas empresas deberán activar e implementar los planes de contingencia respectivos, además, realizar estrategias para evitar o limitar el uso de agua prevista para actividades de riego de prado, jardines, lavado particular de autos o actividades no autorizadas.

Se recomienda al sector agropecuario y forestal, tener en cuenta la reducción en la oferta hídrica, las temperaturas altas, el bajo contenido de humedad en el suelo, el mantenimiento de los sistemas de riego y la cobertura vegetal y el estado de los ríos, además de la implementación de los Programas de Uso Eficiente y Ahorro del Agua- PUEAA.

A los ganaderos, buscar sistemas alternativos de abastecimiento de agua para los animales y acudir a la sombra de los árboles. Y a las empresas piscícolas, elaborar y actualizar los planes de contingencia relacionados con el uso y ahorro eficiente del recurso hídrico.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido