Una idea para masticar: la convicción

88 views
5 mins read

Hay muchas personas que comenzaron una “dieta” muy entusiasmados solo para dejarla atrás después de unas semanas o meses y vuelven a su anterior forma de vivir y alimentarse.

Tal vez identifiques que eso te haya pasado no únicamente una vez, pero hasta dos, tres, o más veces y hoy no tienes nada para mostrar el resultado del esfuerzo que has hecho.

¿Qué es lo que gobierna las decisiones que tomamos, lo que hacemos y lo que no hacemos? Son tus convicciones.  ¿Qué es convicción? El diccionario de Webster define convicción como – a: una fuerte persuasión o creencia, b: el estado de estar convencido. Esta es LA IDEA PARA MASTICAR de hoy: ¿Estas convencido(a)?

Las convicciones que nos gobiernan revelan lo que tenemos en el corazón.  Esta idea es mucho más grande que simplemente los alimentos que elegimos para alimentarnos.  En la mente podemos decir “yo sé que necesito hacer ejercicios y comer mejor”, pero al final de los días nada ha cambiado.

¿Por qué? Porque no estás convencido de los cambios que piensas que quieres.  Eso también aplica con los cambios emocionales, familiares, profesionales, etc.  Si no hay cambios es porque no estás convencido(a).  La convicción también está conectada con la fe que llevamos.

Podemos tener fe en cualquier cosa, aún podemos tener fe en cosas que no entendemos, por ejemplo, tenemos fe en la aerodinámica cuando montamos un avión confiando que va a volar sin ni siquiera entender algunas leyes que la gobiernan.  “La fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve” (hebreos 11).

En el día a día es difícil ver lo que estamos esperando. Tal vez estás esperando por un cuerpo transformado, pero no lo ves; estás esperando por una sanidad, pero no la ves; estás esperando sentirte mejor, pero no lo experimentas.  Dios, quien te creó, quiere que seas sano y seas todo lo que Él te creó para ser.

Hoy en LA IDEA PARA MASTICAR quiero motivarte a buscar dentro de ti la verdadera convicción que llevas.  ¿Crees que eres un hijo/hija de Dios que es digno de tomar decisiones para mejorar tu vida? O más bien, las acciones que no tomas en la vida muestran que no estas convencido que eres un ser amado por el Dios del universo.

¿Cuáles son los engaños que has aceptado en tus pensamientos que te están robando la posibilidad de tener una convicción plena para tomar decesiones que realmente van a transformar tu vida?  Yo sé una cosa muy bien, la vida, la mente y el corazón están perdidos si no es por la salvación en Cristo Jesús.

Si estas frustrada con tu vida, si quieres más de ti mismo o estas esperando mas del mundo la única respuesta es pedirle a Dios que te da la convicción de la verdad y entregar tu vida a Él. Así podrás pedirle a Dios que te acompañe nen el proceso de los cambios que quieres ver en tu vida. ¿Estas convencido de eso? Comienza con un paso de fe.

En todas las decesiones que vas a tomar hoy, hay una sola que te va a cambiar la vida día tras día, ¿estas convencido por el amor sacrificial de Jesucristo por tu vida?  Lo demás viene por añadidura.

Dios te ama con un amor eterno y sacrificial ¿y tú? Aprende a amarte a ti mismo tomando las mejores decesiones para tu vida hoy. Cada decisión es una oportunidad para aceptar que eres un ser amado y digno de vivir una vida de un hijo(a) del Dios todopoderoso.

Por: Laura Catherine Cuéllar
E-Mail: lauracatherine@mision-latina.org
Coach de Vida
Cape Coral, Florida – Estados Unidos

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido