Menores de edad, secreto del éxito de las bandas de microtráfico en Colombia

126 views
5 mins read

Hallazgos de la Unidad de Investigación periodística del Politécnico Grancolombiano, revelan importantes datos del uso de menores de edad en las bandas de microtráfico en Colombia.

El microtráfico se entiende como aquellas estructuras que se dedican a la comercialización y venta de sustancias ilegales o estupefacientes en menor cantidad. Muchas vidas terminan involucradas en este negocio lucrativo, bajo el imaginario del éxito y ascenso económico, que invita a millones de personas a caer en este mundo, incluso, y aún más alarmante, a menores de edad. Les hacen creer que la vida será mejor con su ‘manada’; y hay casos, incluso, en los que los obligan a hacer parte de ellos.

Según la investigación realizada por la Unidad de Investigación Periodística del Politécnico Grancolombiano (UIP) con apoyo de Publimetro, en Colombia, entre los años 2015 y 2021, fueron aprehendidos 29.756 menores de edad por los delitos de tráfico, fabricación y porte de estupefacientes, de los cuales, el 90 % son hombres y el 10 % son mujeres, entre los 14 y los 17 años. Esto contribuyó a que se desarticularan 441 estructuras dedicadas al microtráfico, de ellas 254 instrumentalizaban a menores de edad.

Según la investigación, las organizaciones criminales dedicadas al microtráfico tienen un modus operandi tan bien estructurado y jerarquizado, que les permite a los capos manejar su red sin exponerse, gracias a la poca información que se le suministra al menor de edad reclutado. Este reclutamiento a niños, niñas y adolescentes, funciona como estrategia para adquirir mano de obra barata, hacerla transitar más fácil por cualquier espacio de la ciudad, y reducir las posibilidades de perder la mercancía, debido a que las autoridades no suelen perseguirlos o, en el caso de ser aprehendidos, enfrentarían menos implicaciones legales.

Cuando menores de edad son aprehendidos. prima el restablecimiento de derechos, asegura el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF). Pero si son mayores de 14
años y menores de 18 años, ingresan al Sistema de Responsabilidad Penal para Adolescentes (SRPA), que busca un proceso penal pedagógico, específico y diferenciado respecto al sistema de adultos, garantizando una justicia restaurativa, de verdad y de reparación del daño por parte del adolescente.

Antioquia, Cundinamarca, Valle del Cauca, Santander y Caldas son los departamentos que en el periodo analizado presentaron el mayor número de aprehensiones de menores de
edad por delitos relacionados con el tráfico, fabricación y porte de estupefacientes.

Justamente en 2021 las capitales de los tres primeros departamentos concentraron el pico de casos por los mismos delitos, en los que están involucrados mayores de edad, según
información suministrada por la Fiscalía General: Medellín (4.467), Bogotá (2.408) y Cali (1.852).

Estudios desarrollados por el Observatorio de Drogas del Ministerio de Justicia dan cuenta de que los hombres, habitantes de zonas violentas con presencia histórica de estructuras criminales, tienden a vincularse más rápidamente con bandas de microtráfico que las mujeres. Pero también se encuentran involucrados en este negocio menores de edad con posiciones socioeconómicas cómodas. Las investigaciones evidencian que el estereotipo de quienes hacen parte de estas estructuras no corresponde exclusivamente a jóvenes sin recursos, aunque claramente son los más expuestos.

Según la Consejería Presidencial para los Derechos Humanos y Asuntos Internacionales, las familias de niños, niñas y adolescentes víctimas de este flagelo suelen tener núcleos
uniparentales, caracterizados por situaciones complejas de vulneración y falta de control parental que se refleja en dificultades en el proceso de escolarización.

Claramente, no se está hablando de consumo, sino de menores que están siendo utilizados para el negocio del microtráfico gracias al modus operandi, perverso e histórico que las bandas utilizan para garantizar su lucro financiero.

Consulte más cifras, datos e historias aquí: Bandas de microtráfico, bastiones criminales de un negocio que opera con niños, niñas y adolescentes.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido