Más de 200 mil espectadores vivieron la 16° versión del Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá

391 views
8 mins read

Durante 17 días, los colombianos abrieron los brazos, como cada dos años, para recibir y disfrutar  la XVI edición del Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá, Patrimonio Cultural de la Nación. Con muestras y expresiones artísticas en obras de circo, danza, drama, cabaret y teatro familiar, se celebraron 30 años de historia del que es considerado como el tercer festival de artes escénicas más importante del mundo.

El gran desfile de inauguración, llamado Río de la Memoria, hizo un homenaje a los grandes maestros, ya fallecidos, de las artes escénicas. Más de 600 artistas, de 21 compañías, dieron comienzo a esta fiesta teatral desde el Parque de los Periodistas, bajando por el Eje Ambiental hasta la Plaza de Bolívar. La acogida no pudo ser mejor: calles llenas de color y arte que alegraron la tarde de 40 mil espectadores.

Para esta versión, la Tolerancia, el Respeto y la Reconciliación fueron las temáticas de las obras escogidas para la programación del Festival.  Así, la XVI versión del Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá contó con la participación de 32 compañías internacionales, de 15 países, y 33 compañías nacionales. Argentina, país invitado de honor, trajo 9 obras del circuito comercial e independiente que cautivaron a los espectadores de principio a fin.

Los 23 escenarios aliados se engrandecieron con el talento de cerca de 1.200 artistas en 211 funciones de obras internacionales provenientes de países como Australia, Dinamarca, Eslovenia, España, Grecia, Italia, México, Letonia, Noruega, Holanda y Suiza, además de nuestro talento colombiano que enalteció la producción nacional.

La Plaza de Toros acogió de nuevo a la cultura de manera extraordinaria. Con un espectáculo de gran formato, cerca de 40 mil asistentes disfrutaron de noches de circo aéreo y música en vivo que llenaron el cielo de luz y color.

Pero Letonia, con la obra Underwater Bubble Show, realmente se llevó la admiración del público, agotando desde el inicio las 4 funciones programadas, lo que hizo que fuera necesario abrir 3 nuevas funciones para que los espectadores vivieran en famila una experiencia llena de burbujas y color.

Paralelamente, las calles se vistieron de fiesta y recibieron el teatro en 20 localidades de Bogotá, además de 3 veredas y 1 municipio en donde disfrutaron las más lindas muestras de teatro de nuestro país.

Gracias a la participación de 5 compañías regionales, junto a 17 compañías de Teatro de Calle, 2 de ellas extranjeras, las calles de la ciudad fueron el escenario ideal para que más de 50 mil asistentes disfrutaran de espectáculos de circo, teatro familiar, artistas individuales, narración oral, danza, mimos y cantautores. Fueron 100 funciones gratuitas: 45 de ellas en las localidades, 45 en el Tablado de los Juglares en el Parque de la Independencia, y 10 en la Carpa de la Maravillas en el Parque Nacional.

Este domingo será la clausura en el Lago del Parque Simón Bolívar, donde alrededor de 30 mil espectadores disfrutarán de la obra Water Fools, de la compañía francesa Ilotopie, que gracias al apoyo del Instituto Distrital de las Artes (Idartes), se dará un gran cierre al evento cultural más importante de la ciudad.

El éxito de esta versión se hizo posible gracias a al unión de las empresas TuBoleta, Konfigura y Páramo Presenta, las cuales pusieron al servicio del Festival todo su experiencia para lograr los buenos resultados. TuBoleta como el productor e inversionista, Konfigura empresa que se encargó de crear la restrucuturación financiera del Festival y Páramo Presenta que aportó su experiencia como productor de espectáculos masivos y conocimiento del mercado para llegarle a nuevas audiencias.

Esta versión del Festival, además de dejar un balance positivo para la cultura, también presenta un balance social y ecónomico excepcional para el país, puso una vez más en alto el nombre de Colombia a nivel internacional, generó más de 3 mil empleos, llevó completamente gratis espectaculos de artes escénicas a zonas vulnerables de Bogotá a las que la cultura es de dificil acceso.

Así se vivió una edición más del Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá, que tomando un nuevo aire hizo posible que la ciudad se vistiera de fiesta de la mano de quienes le siguen apostando al arte como una de las máximas representaciones de cultura y aprendizaje para el alma.

QUOTES DE APOYO:

“Se hizo una inversión de cerca de 12 mil millones de pesos para hacer el festival. Pero nuestro reto era rescatar la confianza del público y creo que lo hemos logrado. El gran repertorio y la calidad de las obras, así como los directores y talentos de las compañías presentes en el Festival son razones suficientes para apostarle a la cultura. En total, se emitieron 210.000 boletas, y hubo 2.000 abonados fieles al Festival”,  señala Hernando Sánchez, Gerente General de Tuboleta.

“Hay que demostrarle a los empresarios que la cultura es un gran camino para movilizar la economía de la ciudad y el país, generando no solo riqueza cultural, sino mayor cantidad de empleos directos e indirectos, incremento de los ingresos de hoteles, restaurantes y bares, así como beneficios para las compañías teatrales y las empresas de producción y logística”, afirma Lía Hennan, Socia de Konfigura.

“Este año la organización buscó cómo darle nueva vida al festival. Se han dado pasos necesarios para garantizar la continuidad del festival, pero aún sigue haciendo falta apoyo público y privado que permita continuar con una oferta cultural tan rica como lo es el FITB”, aclara Juan Camilo Silva, Gerente de Proyectos de Páramo.

“Fue un encuentro otra vez con la comunidad, que suele expresarse artísticamente en los espacios culturales y deportivos. Otro resultado es que hubo una reactivación de los canales entre los artistas y los gestores”, resalta Misael Torres, Director de la Compañía Ensamblaje Teatro, organizadora del Teatro de Calle.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido