Los problemas del megacolegio Rodrigo Lara Bonilla

Los problemas del megacolegio Rodrigo Lara Bonilla

A mis queridos lectores tengo que manifestarles mi profunda preocupación por el estado y la suerte del megacolegio Rodrigo Lara Bonilla, ubicado en la comuna seis de nuestra capital huilense, que en otrora fuere inaugurado en enero del 2018, el cual tuvo una inversión superior a $14.300 millones, pero que en la actualidad con tres años de funcionamiento y operación, es una institución educativa que tiene bastante deterioro en infraestructura y ni hablar de la enclenque calidad de las obras entregadas, aspecto angustiante que no debe pasar desapercibido.

Ahora bien, es menester resaltar que este megacolegio al día de hoy, cuenta con 1.223 estudiantes, así mismo recibe más de 400 niños y niñas víctimas del conflicto y desplazados por la violencia, toda vez que la ubicación de éste se encuentra en un territorio donde afloran diferentes tipos de violencia y más aún en la población joven.

De ahí la importancia estratégica y social de esta institución educativa mediante la utilización del mecanismo más libertario como lo es: La educación.

Hoy por hoy, este colegio se encuentra bajo una latente amenaza, dado que su encerramiento en el polideportivo se derrumbó, limitando el control de la seguridad, toda vez que cualquiera puede ingresar por su parte posterior, colocando en riesgo la integridad y vida de los niños.

Además de lo anteriormente mencionado, se puede observar que en temporada de lluvias este recinto está sufriendo de constantes inundaciones ante la ausencia de un colector de aguas lluvias, así como el desprendimiento de un sector del techo, entre otras problemáticas de obras civiles.

La Secretaria de Educación Municipal anuncio la inversión de $236 millones en esta vigencia, decretado bajo la modalidad de urgencia manifiesta en esta institución educativa.

Es por ello que el día de hoy, en compañía del Concejal Deiby Martínez, hemos citado al Secretario de Educación Giovanny Córdoba, para que nos comente sobre los presuntos incumplimientos de los contratistas, ya que en la Fase ll (contratada) afloran inconvenientes relacionados con el cerramiento, las baterías sanitarias, los bebedores y las barandas de seguridad.

Igual suerte corre la  Fase lll (en ejecución) con fallas en el cerramiento, inejecución de la zona de parqueadero, falencias con la calidad de los materiales que se evidencian en algunas columnas y en la quemada plancha de las canchas del colegio.

Es incierta la suerte de los proyectos a ejecutar en la Fase lV y V, la cual esperamos que esta administración saque adelante y no queden al garete como una promesa política.

Sumado a ello, pienso,  que si no se pone las pilas el actual gobierno municipal, estaría refrendando la serie de entuertos contractuales heredados, aunado a la irresponsabilidad de los contratistas, lo que contribuiría para que este proyecto se convierta en un nuevo elefante blanco en Neiva.

¡Actuemos ya!

Por: Alejandro Serna Serna –
Twitter: @AlejandroSernaS



Ir al contenido