En Neiva fueron socializados los alcances del Plan Único de Legalización y Formalización Minera

4681 views
9 mins read

El ejercicio desarrollado en articulación entre el Ministerio de Minas y Energía con la Gobernación del Huila, permitió a los pequeños mineros, mineros tradicionales, y empresarios de la minería, despejar las dudas frente a esta nueva reglamentación.

Con una nutrida participación de mineros y empresarios de la minería del norte del departamento, se desarrolló una mesa de trabajo en la capital huilense, con el propósito de socializar los alcances del Plan Único de Legalización y Formalización Minera, contemplado en el artículo 5 de la Ley 2250 de 2022.

El Plan Único de Legalización y Formalización Minera tiene por objeto establecer e implementar acciones sistemáticas y organizadas para garantizar el acceso a la formalización de la pequeña minería, con base en las figuras legales existentes, propendiendo por la dignificación de la práctica minera y la mejora en las condiciones de vida de los beneficiarios; la superación de los obstáculos y brechas a la regularización; la sustentabilidad ambiental y la rentabilidad económica; y el fortalecimiento de las cadenas productivas y de valor, mediante un mayor y mejor involucramiento del Estado.

El Plan Único de Legalización y Formalización Minera tendrá un término de vigencia no menor a dos (2) años, y “estará basado en cuatro (4) ejes fundamentales: enfoque diferenciado; simplificación de trámites y procesos; articulación efectiva entre las instituciones nacionales y locales; y, acompañamiento de la autoridad minera en el proceso de legalización y formalización”.

Ejes y acciones del plan

1- Enfoque diferenciado

Se tendrán en cuenta las particularidades técnicas, ambientales, sociales y económicas de las poblaciones que ejercen minería, de conformidad con lo establecido en el Artículo 2 de la Ley 2250 de 2022.

– Estudios técnicos minero-ambientales diferenciales en trámites de formalización.
– Obligaciones contractuales diferenciales en trámites de formalización.

Lo anterior, a fin de que los mismos estén acordes con las características de los trabajos mineros y las posibilidades de las personas que adelantan la actividad, facilitando la evaluación y la toma de decisiones respecto de las solicitudes.

2- Simplificación de trámites y procesos

Las demoras en los tiempos de respuesta por parte de las autoridades se convierten en un desincentivo para los procesos de formalización. En este sentido es necesario adelantar acciones que permitan simplificar los trámites y consecuentemente reducir los tiempos de respuesta para adelantar las solicitudes de los interesados.
Adicionalmente, es fundamental contar con una herramienta de seguimiento a los tiempos de respuesta a los trámites iniciados ante las autoridades minera y ambiental, en la cual se plasmen periódicamente las radicaciones, estados, avances y se puedan implementar criterios de priorización de procesos.

3- Articulación efectiva entre las instituciones nacionales y locales

Los procesos de formalización demandan la coordinación y articulación de todos los actores que participan en la toma de decisiones.

Ello significa que no basta la sinergia entre las autoridades competentes, sino también con las instituciones regionales y locales, a través de las cuales se logran identificar a los y las mineras con vocación e interés en la formalización, adoptar medidas que favorezcan la confianza institucional e incluso brindar apoyo para la correcta divulgación de la normativa minera vigente, a fin de propiciar un acompañamiento efectivo y holístico en los procesos de formalización.

4- Acompañamiento de la autoridad minera en el proceso de legalización y formalización

Por las características y particularidades socioculturales, la geografía de las regiones donde se adelanta la actividad minera, entre otros factores, es necesario hacer un acompañamiento constante a las poblaciones mineras con vocación o en tránsito a la formalización, tanto en los procesos de preparación y radicación de solicitudes, como en el seguimiento y subsanación de requerimientos ante las autoridades.

En este sentido, las acciones del eje están dirigidas a la identificación de mineros a fin de brindar la asesoría necesaria para lograr el cumplimiento de los requisitos y obligaciones en los procesos de formalización minera.

La implementación del presente Plan Único de Legalización y Formalización Minera estará liderada por el Ministerio de Minas y Energía, y contará con el apoyo de la autoridad minera, en una proyección hacia el año 2026.

Nueva herramienta para la viabilidad de la actividad minera

Durante la reunión cumplida en Neiva, se logró establecer que a partir del impulso dado por la Ley 1955 de 2019 a la formalización minera, se ha alcanzado un número significativo de mineros que pasaron a la formalidad, y a la fecha la cifra de pequeños mineros regularizados supera los 27.000.

Para Isauro Trujillo Vásquez, geólogo de la Secretaría de Agricultura y Minería del departamento, pese a que en el país se han emitido una serie de reglas y normas direccionadas a fomentar la minería responsable y sustentable, no se han alcanzado los resultados esperados debido a los vacíos en las normas que no han permitido avanzar en la formalización minera, principalmente en la actividad desarrollada por pequeños mineros.

El profesional igualmente sostuvo que lo que se busca con esta nueva herramienta, Plan Único de Legalización y Formalización Minera, es darle viabilidad a la actividad y eliminar esas talanqueras que impiden a los pequeños mineros y mineros de subsistencia avanzar hacia la legalidad en un ejercicio sostenible y sustentable.

“Tratando de darle viabilidad a la actividad minera, y responder a las distintas dificultades que tiene el pequeño minero, y mineros de subsistencia, para sostenerse, ser sustentables en la economía de la pequeña minería, el actual gobierno propone unificar los criterios en torno a un programa de formalización. Hoy el Ministerio de Minas se desplaza al territorio, y en el marco de este evento se exponen los detalles de la estructura de este eje político que busca en el territorio nacional, y desde luego nosotros como Gobernación del Huila, en nuestra obligación institucional de promover el desarrollo sectorial, no solo conocer sino buscar los mecanismos que nos permitan implementar esta política que aún sigue en proceso de revisión, para su aprobación”, concluyó el geólogo Isauro Trujillo Vásquez.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido