El gran papel de ser padre

491 views
3 mins read

La vida nos da varias oportunidades para reafirmar nuestra naturaleza humana, para confirmar de qué estamos hechos y para aprender haciendo, cuando lo que hacemos es ser padres. Asistimos a una sociedad en la que los valores y los principios se decretan y la norma pretende suplantar un elemental propósito de la crianza de cualquier hijo, moldear el comportamiento, formar el carácter y ser buenos ciudadanos.

Hoy se le exige a la educación y a los educadores ser sustitutos de los padres,  tratándose de la formación de nuestros hijos, no es raro ver ofuscados a los padres porque su hijo no le va bien en el colegio y reclamar airados a los profesores por el comportamiento de sus hijos, olvidando con ello que si bien la educación aporta en la formación de ellos, es en el seno del hogar en donde se aprende a saludar, escuchar, respetar, dialogar, decir gracias, trabajar etc.

Ser padre no es nada distinto que educar con el ejemplo, ser padre es un honor al que no debemos ser inferiores, ser padre es insistir y persistir en la necesidad de que nuestros hijos tengan el carácter para decir no ante las injusticias, para detenerse ante las presiones sociales que lo incitan a consumir drogas, para abstenerse de realizar conductas violentas frente a un agravio, a ser responsable con sus deberes en cualquier escenario en que desarrollen su actividad, a considerar que la corrupción es un cáncer que le quita a los que más necesitan los recursos públicos que debieran estar invertidos en la salud, la educación, la vivienda y el empleo.

Ser padres es entender que no estamos aquí para mirar el paisaje, sino para influir en él, dándole a la ciudad unos buenos hombres y mujeres que entenderán igualmente que no hay nada más importante en la vida que la familia, y que su principal tarea debe ser el educar a sus hijos, otorgarles sustento y apoyo total en los momentos difíciles.

No existe recursos públicos que alcancen para acabar con la intolerancia social causante del 70% de los muertos de nuestra ciudad, y que se gesta en el hogar, en donde aplaudimos que nuestros hijos pelen o reprochamos su comportamiento invitando al diálogo. La familia es el principal laboratorio social en donde se gestan los delincuentes natos de cuello blanco o de a pie, o donde logramos hacer buenos ciudadanos, respetuosos de los derechos de los demás y útiles a una sociedad que demanda a gritos respeto y tolerancia y ante todo responsabilidad social. Señor padre ¿De qué lado está?

Por: Alfredo Vargas Ortíz
Secretario de Gobierno de Neiva

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido