Con el proyecto “Huertas Urbanas”, Tecnoacademia Neiva incentiva la autogestión alimentaria

452 views
4 mins read

Gracias a la iniciativa de Tecnoacademia que busca fomentar el desarrollo de huertas urbanas en la ciudad de Neiva, el SENA Regional Huila contribuye con la sostenibilidad alimentaria.

La seguridad alimentaria se ha convertido a nivel mundial en uno de los principales objetivos del milenio, trayendo desafíos para las comunidades rurales y urbanas. Por esto, desde Tecnoacademia del Centro de la Industria, la Empresa y los Servicios, el SENA Regional Huila le apuesta a la creación de huertas urbanas.

De acuerdo con el compromiso de contribuir con el cumplimiento del segundo Objetivo de Desarrollo Sostenible, “Hambre Cero”, establecido en el año 2015 por Naciones Unidas, el SENA Regional Huila crea alianzas y fortalece programas que den respuesta a los desafíos que trae el cambio climático y el aumento acelerado de la población.

En este sentido, Tecnoacademia Neiva desarrolla el diseño de una huerta urbana sostenible, que incentive a los jóvenes aprendices a generar alternativas a los actuales modelos de producción alimentaria, según explicó Alejandro Benachi, facilitador de la línea de ciencias básicas del área de biotecnología del centro de formación.

“Con las huertas queremos que nuestros aprendices repliquen conocimientos a la comunidad, las casas y sus familias. Como sabemos, la seguridad alimentaria es un tema que repunta a resolver el problema de escases y encarecimiento de los comestibles, por eso pretendemos que desde la formación se cuente con alternativas de consumo”, indicó Alejandro Benachi.

De acuerdo con el informe de Naciones Unidas, publicado durante julio de 2022, la cantidad de gente en el mundo que padece hambre aumentó considerablemente hasta llegar a los 828 millones de personas en el año 2021, razón por la que las huertas familiares han tomado mayor relevancia, convirtiéndose en una apuesta del gobierno colombiano. Tras lo cual el instructor Alejandro Benachi, comentó:

“En este momento nuestra huerta consta de más de diez especies de plantas, entre las que se encuentran lechuga, acelga, tomate, maíz y ají, para el consumo o extracciones de algún tipo de bioproductos que pueden ser usados en procesos como alelopatías, aceites esenciales o aromatizantes. Producimos para proyectar la autogestión alimentaria”.

Además, se refirió al impacto generado tras contribuir con la educación de aproximadamente 200 aprendices que, desde el área de biotecnología, se forman de manera multidisciplinaria en áreas que incluyen las TIC´s, ingeniería y robótica.

Por su parte, aprendices destacan la importancia de este tipo de procesos en su desarrollo como seres humanos.

“Esta experiencia de las huertas urbanas me ha concientizado sobre la importancia de tener alimentos en buen estado y disponibilidad de ellos en nuestras casas, incluso podemos contribuir a esta causa destinando un poco del espacio que tenemos para cultivar nuestros propios alimentos y así promover esta práctica para la disponibilidad de estos”, concluyó Valentina Rojas Jaramillo, aprendiz del área de biotecnología de Tecnoacademia Neiva.

De esta manera el Servicio Nacional de Aprendizaje contribuye con la generación de conocimiento y acciones que dan respuesta a los problemas y necesidades locales, nacionales y globales.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido