Altas temperaturas

86 views
4 mins read

Durante la anterior semana se han presentado algunos eventos climáticos que reflejan las altas temperaturas en varios países europeos y en los Estados Unidos. La opinión pública se encuentra preocupados porque el clima está superando los 40 grados centígrados durante el verano.

A través de los registros históricos que tienen las autoridades ambientales, nunca se habían presentado. Por tal motivo, la respuesta oficial es declarar la primera alerta de su historia por calor extremo. Tal es el caso en el Reino Unido.

Los británicos observan estos días con una mezcla de júbilo y pavor cómo el termómetro sube y alcanza récords históricos. Y, mientras las barbacoas no dan abasto y muchos se alegran por poder colocarse por fin las sandalias y las bermudas y dormir sí, se puede sin manta, lo cierto es que las altas temperaturas están colapsando partes de un país que no está adaptado para el calor intenso.

Lo que en algunos países caribeños podría considerarse el invierno, en Escocia es una ola de calor: tres días seguidos con temperaturas por encima de los 25 grados. En Inglaterra, algo menos fría, el termómetro tiene que subir por encima de los 28 para que sea considerado ola.

Los 40 que se alcanzarán esta semana superan todo lo imaginable por los británicos hasta ahora. Igualmente, en España trata poco a poco de recuperar el aliento tras unas jornadas en las que ardieron miles de hectáreas en un país en el que el riesgo de incendios se mantiene muy elevado y donde no se puede bajar la guardia pues en los próximos días se volverán a alcanzar temperaturas de hasta 43 grados.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, elevó este viernes a 122.000 las hectáreas afectadas por los fuegos en el año 2022, 52.000 más que las registradas en los datos oficiales del inicio de esta semana.

Similar situación está ocurriendo en otras regiones del mundo. La humanidad está asistiendo a las diferentes transformaciones que está presentando el clima, que ocurren altas temperaturas que están afectando la dinámica productiva en algunos países del mundo.

Ha sido producto del progresivo cambio climático, que se está reflejando durante esta época. Se están generando grandes procesos desestabilizadores en la dinámica económica y en el bienestar de sus habitantes. El uso masivo del carbón y de los hidrocarburos como combustibles para generar energía eléctrica y para el uso en la locomoción, están creando grandes desequilibrios en el medio ambiente.

Es indispensable que los países empiecen a cambiar estos usos industriales y enfocarlos para la producción de bienes sustentables. Así pueden existir más economías verdes. Esta decisión debe contribuir a crear unas expectativas favorables para disminuir las emisiones de efecto invernadero.

En los próximos años, y con carácter urgente, la humanidad deberá emplearse a fondo en la mitigación del cambio climático. De lo contrario, los veranos, tanto en el norte como en el sur, serán cada vez más riesgosos y desestabilizantes.

Sin embargo, como parte del daño ya está hecho; se estima que el planeta se ha calentado en promedio un grado por encima de la era preindustrial. Adaptar nuestro modo de vida para sobrevivir en un mundo más tórrido es una tarea inaplazable e indispensable.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido