134.000 personas fueron diagnosticadas con VIH durante el primer año de pandemia en Colombia

124 views
6 mins read
  • Mientras el mundo enfocaba su atención en el manejo de la pandemia del COVID-19, la epidemia del VIH siguió creciendo, y en el mundo continúan muriendo alrededor de 700 mil personas anualmente a causa del VIH.
  • La Cuenta de Alto Costo presentó en su última publicación: Situación del VIH/SIDA en Colombia 2020, que se diagnosticaron 134.636 personas viviendo con VIH en el SGSSS. La mayoría de ellos entre los 30 y 34 años.
  • Según el nuevo reporte de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido, los nuevos casos de VIH en personas heterosexuales superan a los de personas homosexuales y bisexuales por primera vez en 10 años, replanteando los tabúes históricos en torno este diagnóstico.

Han pasado más de 40 años desde que se detectó por primera vez el Virus de la Inmunodeficiencia Humana – VIH en el mundo. Se calcula que 79 millones de personas se han infectado con el Virus desde su descubrimiento, y a pesar de tener muchos avances en prevención, diagnóstico, tratamiento y control, el VIH sigue pasando de largo en los niveles de prioridad que manejan las agendas locales en salud.

Tras dos años de pandemia, el VIH siguió creciendo mientras el mundo tenía puesto el ojo sobre el COVID-19. Solo en 2020, 1.5 millones de personas fueron diagnosticados con infección por VIH a nivel mundial, cobrando, a su vez, alrededor de 700 mil vidas al año. Además, se estima que alrededor de 6.1 millones de personas desconocen que están viviendo con VIH, agravando aún más la situación en torno al diagnóstico oportuno y mitigación de la propagación.

Hoy, seguimos hablando de COVID-19 mientras el cuarto pico ha finalizado en Colombia, pero tenemos una epidemia que sigue cobrando una vida cada minuto, la epidemia del VIH. Médicos y científicos de todo el mundo han centrado sus esfuerzos en contener el contagio masivo por COVID-19, pero seguimos a la espera de mayores esfuerzos por parte de los actores que hacen parte de la toma de decisiones en salud, en torno a enfermedades de transmisión sexual, para darle un manejo adecuado a esta problemática”, afirmó Juan Carlos Cataño médico infectólogo.

Según la Cuenta de Alto Costo, entre el 1 de febrero de 2020 y el 31 de enero de 2021, se identificaron 134.636 personas viviendo con VIH en Colombia, de los cuales, 9.210 fueron casos nuevos, lo que representa una disminución del 26.48%. Esta disminución en casos nuevos se explica en cierta medida por la llegada de la pandemia por COVID-19, ya que esta impactó el acceso a servicios esenciales de salud, disminuyendo directamente la tasa de diagnóstico de otras enfermedades como el VIH.

La mayoría de las personas que viven con VIH en Colombia se encuentran entre los 30 y 34 años, existiendo una mayor concentración de casos nuevos en la Región Central (27,39%); específicamente en Antioquia, Caldas, Caquetá, Huila, Quindío, Risaralda y Tolima, seguido por Bogotá (24.69%). Sumado a esto, el 35.92% de los casos incidentes fue diagnosticado en fase SIDA, evidenciando que estamos lejos de llegar a niveles adecuados de diagnóstico oportuno.

Estas son cifras para tener en cuenta, no solo porque hemos olvidado que el VIH continúa latente en nuestro país, sino porque hemos restado importancia a su prevención, diagnóstico oportuno y tratamiento. Más aun sabiendo que esta es una enfermedad que no distingue entre preferencias sexuales, edades, niveles socioeconómicos o razas como las cifras recientes lo demuestran.

Según el nuevo reporte de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido “El número de nuevos diagnósticos de VIH entre personas heterosexuales es superior al de homosexuales y bisexuales por primera vez en una década. Destacando que la mitad de las personas con el diagnóstico fueron heterosexuales, frente al 45% en hombres homosexuales y bisexuales”, derrumbando los paradigmas y prejuicios históricos de la epidemia.

No obstante, también hay un panorama positivo, pues en Colombia, el Ministerio de Salud anunció recientemente que cerca de 3.000 migrantes venezolanos serán beneficiados con tratamientos antirretrovirales para VIH, a fin de contribuir a que la respuesta ante esta enfermedad sea más efectiva, disminuyendo brechas de acceso al diagnóstico y tratamiento en el país.

Se espera poder seguir trabajando en la definición de estrategias que permitan lograr resultados en salud, ya que, aunque se han tenido diferentes acciones, ninguna de estas ha permitido devolverle la visibilidad a esta epidemia olvidada. La participación de actores clave como el Estado y las EPS es vital a la hora de retomar la conversación sobre temas de prevención e implementación de las nuevas guías, sabiendo que cualquier persona sexualmente activa puede adquirir VIH, y los estigmas históricos no evidencian la realidad de esta epidemia olvidada”, finalizó Cataño.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido