Lucha contra las drogas una cadena de fracasos en las américas, una cadena de éxitos en Portugal, dijo Presidente Gustavo Petro

1031 views
6 mins read

• Al final del encuentro con el Primer Ministro de Portugal, António Costa, el Jefe de Estado aseguró que “con hambre no hay paz”, por lo que es necesario disminuir la cadena de intermediación que afecta los ingresos de los campesinos y eleva los costos del consumidor.

En la lucha contra las drogas se evidencia “una cadena de fracasos” en las Américas, mientras que en Portugal “observamos una cadena de éxitos. Menos criminalidad, más seguridad, más paz y menos consumo”.

Así lo aseguró este sábado el Presidente, Gustavo Petro, luego del encuentro bilateral que sostuvo con el Primer Ministro de Portugal, António Costa, en donde aseguró que Colombia tiene mucho que aprender de la experiencia del país europeo.

“Aquí hay un tema, creo, de alianza, de ver, de aprender, de examinar experiencias, de llevar estas discusiones a escenarios multilaterales en Viena, Austria, Naciones Unidas y otros lugares, porque creo que la experiencia portuguesa habla muy bien de una política diferente respecto a las drogas, que la mal llamada y nefasta guerra contra las drogas que no ha producido sino millones de muertos y destrucción”, dijo el Mandatario colombiano en la declaración ante los medios.

Explicó que en Portugal este fenómeno “no está criminalizado, lo cual no significa que esté legalizado, son dos términos diferentes” y comentó que en esta nación “hay más una política de contravenciones, con multas económicas dependiendo las cantidades y, sobre todo, una fuerte política de salud pública, que hoy da un resultado que es lo que quisiéramos discutir con el pueblo colombiano y con los pueblos de las Américas y es que aquí ha bajado la criminalidad relacionada con drogas y ha bajado el consumo”.

Por esta razón, anotó que “aquí hay un éxito relativo siempre, un éxito relativo a partir de un camino que es la criminalización en marihuana, cannabis, en cocaína y en otras sustancias, mientras nosotros estamos cosechando, en realidad en todas las Américas desde Alaska hasta la Patagonia, fracasos”.

“Fracasos que se miden en un millón de muertos, en por lo menos 10 millones de presos en los Estados Unidos, en una destrucción democrática que es evidente en Haití, que está al interior de cada uno de nuestros países también”, sustentó.

Añadió que se registra “un fortalecimiento de organizaciones criminales que hoy gozan, a diferencia del pasado en su origen, de tener ejércitos privados, control territorial, control poblacional y fuertes vínculos con el poder político en muchos estados de las Américas y una violencia que es la más alta del mundo”.

“Con hambre no hay paz”

Al referirse al tema de la paz en Colombia, el Presidente Petro se enfocó en la necesidad de garantizar la producción y suministro de alimentos en el país, cerrando la brecha entre quienes cosechan y los que comercializan, reduciendo esa cadena que termina por elevar los costos para el consumidor y el detrimento de ingresos del campesino.

Ante esta situación, aseguró que se va a trabajar en un pacto con las compañías portuguesas para que jueguen un papel importante en la agroindustrialización del campo, a través de la compra directa, con el objetivo de reducir intermediarios, disminuir los precios de producción y garantizar mejores ingresos a los productores.

Para ello, en primer lugar, dialogará con Pedro Soares dos Santos, CEO del Grupo Jerónimo Martins, propietario de las tiendas Ara.

“El Gobierno está interesado en agilizar este tipo de pactos de productores directos y grandes superficies comerciales, comenzaremos con Ara –ojalá–, de tal manera que, por una parte, puedan bajar más los precios de los alimentos en Colombia, disminuir mucho más el hambre. Con hambre no hay paz”, dijo.

Recalcó el potencial agrario del país, para tener un sistema alimentario “de talla mundial, de características poderosas que no solamente satisfagan el mercado interno colombiano, sino que pudiera volverse una plataforma de exportación que es donde más ventajas hoy tenemos junto a las energías limpias”.

Aseguró que para garantizar que esa agroindustria se consolide los campesinos deben tener tierra, y destacó que en el Plan Nacional de Desarrollo se aprobó un artículo que permite la adquisición de tierras que no están produciendo para comprarlas a precios comerciales.

(Fin/for/jdm)

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido