Lesiones en el fútbol: Diferencias entre profesionales y aficionados, prevención y recuperación

1191 views
4 mins read

En el ámbito deportivo, existen diferencias significativas entre las lesiones sufridas por los profesionales y las que ocurren durante los partidos de fin de semana entre amigos, Catalina Chica, médica del equipo profesional masculino Millonarios FC y especialista en medicina del deporte adscrita a Colsanitas, explica que los profesionales tienden a lesionarse principalmente debido a la sobrecarga física y desgaste ocasionados por la exigencia constante del deporte. Mientras que, los aficionados suelen experimentar lesiones más frecuentes por accidentes, como golpes o caídas.

La prevención y recuperación de lesiones resultan fundamentales para evitar recaídas y complicaciones. Tras una lesión, es común que se produzca una pérdida de masa muscular debido al reposo, lo cual puede generar desequilibrios en el cuerpo.

Para evitar futuras lesiones, es esencial realizar el ejercicio necesario para recuperar la condición física previa, evitando sobrecargas y desgarros musculares.

La recuperación no solo requiere fortaleza física, sino también mental. Es importante resistir la tentación de regresar al deporte demasiado pronto y mantener la confianza para superar los miedos y temores asociados a la vuelta a la cancha”, comentó la doctora Chica. Por otro lado, la prevención de lesiones se basa en un adecuado acondicionamiento físico, evitando sobrecargas y malos movimientos.

Es importante también conocer cuáles son las lesiones más comunes que existen en este deporte y aquí la especialista nos explica a detalle:

  1. Fracturas: usualmente se presentan por un choque accidental, caída o patada. Las fracturas que tienen mayor complicación son las que se presentan en la tibia y el peroné. Frecuente en aquellos deportistas ocasionales, ocurren debido a torpezas al patear y entrar en contacto con otros. Puede requerir cirugía en caso de que sea grave.
  1. Hombros dislocados: esta se presenta por frecuentes choques entre jugadores o por caídas repentinas. Puede requerir ajuste manual o cirugía según el caso.
  1. Lesión muscular: para los jugadores de alto rendimiento, es la lesión más frecuente por sobrecarga o tensión, se presenta especialmente en muslos posteriores, gemelos y aductores. En práctica recreativa, se da frecuentemente por falta de acondicionamiento.
  1. Rodilla: también conocida como meniscos, suele ocurrir por el desgaste por sobreuso, aunque pueden afectarse también por trauma en una caída, un golpe o choque. Pueden requerir cirugía en caso de estar muy deteriorados.
  1. De ligamento cruzado (rodilla): su lesión o rotura se debe por lo general a una torsión de la pierna con los taches del guayo aún clavados en el suelo. Casi siempre requiere cirugía, incluso en casos leves.
  1. De tobillo y el tendón de Aquiles: la lesión en el tendón de Aquiles es más frecuente entre los no profesionales. Las lesiones, y en especial la rotura, suelen requerir cirugía. “En 7 años en Millonarios, no he visto una sola lesión del tendón de Aquiles, y en consulta externa he visto 3 roturas tan solo en el último año”, señala la doctora Chica.

La especialista Chica sugiere que aquellos que juegan ocasionalmente dediquen al menos dos días a la semana a realizar 45 minutos de ejercicio y estiramientos.

Aunque los estiramientos no previenen lesiones de forma inmediata, resultan beneficiosos a largo plazo.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido