La coherencia en el liderazgo político

399 views
11 mins read

Resulta aterrador como hoy en día nuestros líderes han olvidado las bases de un liderazgo. No podemos hacer parte de la institucionalidad o querer ser parte de ella cuando la burlamos o simplemente la acomodamos a nuestros gustos, intereses o caprichos.

Y es que hay varios acontecimientos de los últimos días donde deja mucho que decir el proceder de varios de ellos pero también de muchos de nosotros, al menos en lo expresado por nuestras redes sociales.

A nivel internacional, un Trump, gran defensor de la vida, de la Biblia y muy conservador afortunadamente, que en el momento de actuar ante esta Pandemia prefirió la economía a la vida de las personas.

Eso definitivamente es un claro ejemplo de alguien calculador, que por encima de sus convicciones decidió en ese momento hacer lo políticamente correcto y dejar a un lado lo que había que hacer, que siempre será lo moralmente correcto, en este caso la protección de la salud y la vida de la población.

Pero en ese momento eso era ir en contra de sus intereses como empresario y multimillonario, así como poner en riesgo su reelección presidencial; sin embargo, muy seguramente en justicia, sus acciones serán las que finalmente le costaran eso que tanto temía.

Ahora a nivel nacional hay unos ‘demócratas’ absurdamente enfurecidos. No es de poca monta salir a criticar la Corte Constitucional porque ahora su fallo no nos gusta. Es preciso recordar que ha sido esta Corte la que ha salvado el país y la institucionalidad democrática de la más grande tiranía.

Hoy con el fallo favorable a la segunda instancia en aforados, abre las puertas a lo que según su sabiduría y por democracia es la garantía constitucional de una verdadera justicia en estos casos. Es la máxima Corte para interpretar y proteger nuestra Constitución. Así que no es coherente aplaudirla cuando nos ha parecido y ahora rechazarla porque no nos parece.

La Carta es una sola y las reglas son las mismas. Esta vez el fallo no nos gusta a algunos pero definitivamente es la expresión de la democracia al interior de la máxima autoridad en este tema y corresponde darle nuestro respaldo como en otros tiempos, en coherencia.

También a nivel nacional hoy muchos gozan y disfrutan del “Matarife” que sin lugar a dudas narrará parte de nuestra historia dolorosa pero que no tiene sentido en este momento donde como sociedad ya le apostamos a la paz y la reconciliación, aunque eso haya implicado una flexibilización en la verdad, justicia y reparación.

Que la impunidad ha ganado,  seguramente sí, pero muchas son las muertes que se han evitado de haber continuado abiertamente el conflicto armado interno que tenía más de 60 años en nuestra historia. Que aún tenemos guerrilleros y paramilitares aun delinquiendo solo que bajo otro nombre, seguramente sí, pero el accionar de unos y otros ha disminuido. Que aún nos falta demasiado por lograr la tan anhelada paz, claro que sí, empezando por nuestras propias acciones donde no es pacífico quien replica, reproduce y difunde series como estas, que con verdades difunden y promueven el odio y la sed de muerte y venganza.

Ya lo han dicho en otro documental “extremistas de derecha y extremistas de izquierda han utilizado los mismos mecanismos” y ya sabemos que hemos tenido políticos de unos y de otros. No es de líderes ser protagonistas y constructores de estas manchas en nuestra historia pero tampoco lo es el quererla mantener en la memoria e imaginario del colectivo pues gracias a esto hoy no podemos quitarnos la imagen que tenemos a nivel internacional de capos, sicarios, guerrilleros, paramilitares… y que supuestamente nuestro país es uno de los más peligrosos.

A nivel regional y local con unas administraciones haciendo esfuerzos por hacer frente a una Pandemia, sin tener las competencias para ello pero dando pasos tempranos acertadamente que fueron claves y ejemplo a nivel nacional. Pero desdibujadas por la no priorización en la ejecución de los recursos dentro del marco de la emergencia al punto de hoy no tener terminado y adecuado un centro de alto nivel para la atención exclusiva de pacientes con COVID-19, número de camas UCI suficientes, elementos de protección personal entregados a todo el personal de salud, vinculación directa y sin intermediarios de todo el personal de salud, realización de pruebas por laboratorios especializados como el de la Universidad Surcolombiana, entre otras.

La sociedad por diferentes medios ha venido haciendo su esfuerzo para afrontar esta realidad. Pero corresponde a sus líderes en tiempos de dificultad, sacar lo mejor de sí para promover, dirigir, guiar, planear, orientar, ejecutar, supervisar y evaluar con el fin de garantizar y proteger la población, sus derechos y dentro de ellos el adecuado manejo de los recursos públicos.

Les aseguro que ante lo que vivimos la ciudadanía está evaluando permanentemente y premiará a quienes han cumplido con su deber y honorabilidad así como castigará a quienes han permanecido callados e indiferentes o a quienes actuando sus acciones son más de pasarela, vergüenza o incluso de ilegalidad.

La invitación es a pararnos en el presente. A construir una historia diferente, cada uno desde lo mejor de su realidad. Dejar de lamentarnos por nuestro pasado que ya no nos pertenece, pasar la página. Dejar de anticiparnos y ver nuestro futuro negro pues en realidad este lo desconocemos pero será el resultado o consecuencia de nuestras acciones presentes.

Así que si ejercemos un liderazgo propositivo, esperanzador, optimista pero realista, crítico pero no catastrófico, de contradicción y no de rivalidad; estaremos reconstruyendo nuestra historia y tendremos un futuro próximo lleno de mayor humanidad.

En Neiva aplaudimos a esos líderes políticos coherentes que no tienen precio pero si valor, pues ninguna suma de dinero les tapará la boca pues ellos mismos tienen sus propios tapabocas y no vivirán de gorra pues ellos mismos tienen sus propias gorras. Ya lo demás es parte de la condición humana y todo regalo será siempre bienvenido pero la dignidad jamás se entregará, porque no hay riqueza más grande que el cielo y por encima de todo estará el salvar su propia alma y la de aquellos que le siguen. Así que no se cansen y no pierdan el horizonte.

Horizonte que le es más esquivo a quienes han llegado traicionando sus valores, sus amigos e incluso su propia familia; pues de esos también hay. A ellos la caridad y el llamado siempre a la corrección fraterna antes de que llegue el tiempo de la justicia, que siempre llegará, pues en estos últimos tiempos cada vez más como sociedad nos evangelizamos y exigimos una mayor coherencia en el liderazgo político.

Pdta. 1: Feliz día de María Auxiliadora. Gran fiesta para quienes somos salesianos. Realmente es Ella quien nos ha elegido.

Pdta. 2: Feliz día de la Ascensión de nuestro Señor Jesucristo. Oportunidad para que recordemos que es necesario recomenzar y que siempre estaremos acompañados por Él. Pues siempre costará y dolerá pero tendremos asegurado estar a su lado eternamente.

Pdta. 3: Digan lo que digan y quien lo diga, continuemos cuidándonos. Seamos prudentes y sabios. Ante la duda abstengámonos. Mientras no exista vacuna continuemos con las medidas extremas: lavado frecuente y correcto de manos, uso de tapabocas, distanciamiento físico y salir de casa únicamente para actividad esencial.

Por: David Andrés Cangrejo Torres – dactmed@gmail.com
Médico en Psiquiatría
Twitter: @davidcangrejot

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido