Escoliosis: una deformidad en la columna vertebral cebera que afecta al 6% de la población juvenil en el Mundo

859 views
5 mins read

El 80 % de los casos se presentan en la adolescencia – escoliosis idiopática entre los 10 y 18 años.

Las afecciones del sistema locomotor son cada vez más frecuentes, estas pueden desencadenar o contribuir a desarrollar enfermedades crónicas que causan limitaciones en el diario vivir e incapacidad a mediano y largo plazo. Una de estas enfermedades de las cuales debemos generar conciencia es la escoliosis, el mes mundial de esta patología, es la oportunidad perfecta para alertar a los colombianos y hacer un llamado al cuidado ya que esta afecta entre el 2 al 6 por ciento de la población mundial[1].

¿Qué es la escoliosis? Es una curvatura anormal de la columna vertebral de la cual la mayoría de las veces se desconoce su causa. De acuerdo con el doctor Fernando Alvarado, jefe de la sección de cirugía de columna de la Fundación Santa Fe de Bogotá, esta enfermedad tiene diferentes causas y puede no presentar síntomas, pero se puede evidenciar debido a cambios en la apariencia, ya sea un hombro más levantado que el otro, una cadera más prominente o por medio de imágenes diagnósticas.

Estos cambios generalmente se notan desde la infancia, por ello es importante su detección temprana, con el fin de aplicar medidas terapéuticas que eviten su avance. El doctor Alvarado comenta que el 80% de los casos se presentan en la adolescencia tratándose de la escoliosis idiopática del adolescente entre los 10 y 18 años.

Dado que la escoliosis es un tipo de deformidad de la columna, no debe confundirse con una mala postura. “Una columna afectada por escoliosis se evidencia cuando hay una curvatura lateral, con una forma que parece una «S» si lo vemos de frente en la radiografía o una «C», lo que da el aspecto de que la persona está inclinada hacia un costado. Una vez que esta enfermedad se presenta hay que vigilarla, definir su tipo, caracterizarla, estudiarla y brindar el tratamiento adecuado” comenta el doctor Alvarado.

Entre los tratamientos para corregir la curvatura de la columna ocasionada por la escoliosis entre 20 y 40 grados, la primera opción es el uso de un corsé, una cubierta plástica que se usa alrededor del torso y que se extiende desde la parte inferior de los brazos, es decir las axilas hasta la cadera. También los expertos recomiendan un plan de fisioterapia como base del tratamiento, asociado a rutinas de ejercicio y fortalecimiento muscular de la zona que rodea la columna. Sin embargo, algunas personas que presenten casos graves que superan los 40 grados u otros factores asociados a su enfermedad pueden requerir cirugía.

Las curvaturas graves, que superan 60 grados también pueden restringir el movimiento, y reducir el espacio en la caja torácica por lo que existe dificultad para respirar adecuadamente, es decir, derivan en problemas cardiopulmonares.  Mientras más temprano comienza la escoliosis y más arriba se forme la curva en la espalda, peor es el desarrollo de esta.

“Hacer un diagnóstico temprano o sospecharlo es posible si, profesores, padres y cuidadores en general pasan a formar parte de un tamizaje que consiste en evaluar en los niños altura de los hombros, talle y el test de adams (el niño o adolescente se inclina hacia adelante, manteniendo las piernas derechas, elevando ambos brazos). Esto va a permitir que a futuro la comunidad en general conozca que esta enfermedad existe, la sospechen y que hay opciones terapéuticas para poderles hacer un seguimiento” menciona también el doctor Alvarado.

Esta es una enfermedad que en Colombia todavía no tiene cifras claras establecidas de prevalencia por eso la Fundación Santa Fe de Bogotá invita a generar mayor conciencia y conocer más sobre la enfermedad y su manejo. Cualquier persona cercana a nosotros, en el hogar, vecinos, compañeros de trabajo o sus familiares pueden padecerla y su diagnóstico tardío puede generar un impacto negativo en su calidad de vida, por esto es importante conocer esta enfermedad y participar en su pronta sospecha e inicio del tratamiento.

[1] https://www.medigraphic.com/cgi-bin/new/resumen.cgi?IDARTICULO=67016

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido