Consejos para combatir el estrés y la ansiedad

1027 views
3 mins read

Según los diagnósticos de medicina, el estrés que genera la hormona cortisol, es uno de los problemas de salud más frecuente en las personas. Su origen se da, a raíz de alguna reacción de presión dado a algún acontecimiento momentáneo, ya sea positivo o negativo.

Sin embargo, este fenómeno se ha logrado considerar sano e incluso positivo, ya que ayuda al organismo a reaccionar y adaptarse en ella. Cuando el estrés es excesivo o no se puede controlar, puede llegar a producir problemas de desgaste mental, cómo la irritabilidad y la ansiedad.

Se conoce, que algunos de los trastornos o efectos que trae el estrés son: dolor de cabeza, insomnio, tensión muscular, problemas digestivos, problemas cardiacos, mareos y malestar general.

Una de las causas principales que se logra evidenciar en la cotidianidad, es producto del recargo laboral, preocupaciones económicas y problemas en el hogar.
De hecho, sufrir de estrés y no saberlo controlar genera en el cuerpo humano una reacción inadecuada, es decir; exagerar y traer consigo diversos problemas índoles.
Una reacción exagerada, es estar en un restaurante donde se encuentran las mesas ocupadas por otros clientes y llegar con contratiempo, esperando ser despachado con prioridad antes que los clientes que ya llegaron primero, su primera reacción es gritar a la mesera. En vista de ello, quizás la opción más sabia debió ser la de respirar profundo y tratar de entender la situación en medio de la cual se encontraba y actuar en consecuencia.

¿Cómo podemos detectar que estamos pasando por una crisis de estrés?

Es necesario que recordemos cómo nos encontrábamos minutos antes de que se generada esta dolencia y como es nuestro estado actual. Si notamos que nos encontramos más acelerados, más tristes o con mal genio, quizás podemos entender que estos cambios están asociados a dicha causa.
Para ello existen tratamientos medicinales que permite controlar o disminuir los síntomas que este genera, cómo la cefalea y por lo tanto, recomendamos seguir y practicar las siguientes consejos.

 

1) Hablar: Hablar con alguien y ser escuchado, permite que la persona descargue sus emociones y libere lo que está pensando.

2) Pausas activas: En espacio laboral, es importante tomar unos minutos para estirarte, respirar. Esto ayuda a traer ideas más claras, potenciales en tu productividad.

3) Caminar: salir al parque o tomar camino sin distracciones te ayuda a respirar con tranquilidad, despejar la mente y te permite tomar las mejores decisiones para retomar tus actividades.

4) Hábitos saludables: Hacer ejercicios y comer saludable hacer parte del proceso de esencial de la vida, debido a que tu salud mental y estado emocional se encontraran activos y saludables todo el tiempo.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido