Cada vez más familias colombianas piden créditos para cubrir sus gastos y necesidades

784 views
9 mins read

En el último mes del año, los hogares colombianos registraron un gasto de 71,4 billones, esto indica un aumento de 12,8% en comparación al mismo mes pero del año anterior. Marcando la inflación y teniendo en cuenta el 8,5%, el crecimiento real fue de 3,6%.

Luego del cese del confinamiento y demás, las familias colombianas se vieron golpeadas ante esta pandemia imprevista. Según datos oficiales, en el primer trimestre de este 2022, los hogares hicieron gastos por 218,8 billones de pesos.

Por otro lado, la toma de créditos, consumo e hipotecarios creció en el último mes un 26,5% en comparación del mismo mes del año pasado.

Mientras que la deuda externa del país representa el 50% del PIB, las familias se vieron más necesitadas a la hora de pactar un crédito o préstamo, esto elevó de gran manera la vara de gastos en donde en estos últimos años, el consumo debido a la pandemia y posterior a este creció notablemente.

Aun así, teniendo en cuenta la inflación que hubo en estos últimos 3 meses del año, que contribuyo ostensiblemente para que la cifra anual cerrara sobre 13,12%, el crecimiento real del gasto es de 4%, esto habla mucho de las necesidades básicas que vienen teniendo las familias colombianas.

¿Qué demuestra todos estos datos?

Que las personas en Colombia están pidiendo más créditos para poder cubrir sus gastos y necesidades básicas. Esto nos hace pensar que hay varias familias y personas que no llevan la cuenta de sus gastos, porque poder reconocer y tener registrado cada uno de ellos, nos permite tener mejor visión de nuestras finanzas para poder acomodarnos y hacer frente a los gastos necesarios.

Con corte a diciembre, el gasto de los hogares en 2022 fue de $941 billones y creció 13,9% frente a los $826 billones registrados en 2021, aunque las dos caídas consecutivas registradas en los dos últimos meses del año empiezan a enviar a las señales de desaceleración económica que se proyecta para 2023

En el año 2022, los hogares colombianos cerraron con un crecimiento en los gastos de 941 billones, es decir, casi un 14% más respecto a los registraos en el año 2021. Aunque dos caídas consecutivas registradas en los últimos meses empiezan a mostrar señales de la desaceleración económica que se proyecta para 2023.

La toma de tarjetas de créditos creció en comparación del 2020, llegando a ser un porcentaje importante del gasto de los hogares colombianos, sin embargo, el aumento del uso de la tarjeta de crédito viene de la mano con el aumento del servicio de deuda que pagan los hogares. La tarjeta de crédito fue el producto de crédito más utilizado: más de 8 millones de adultos tenía al menos una vigente.

Pero lo que preocupa aquí realmente son los altos intereses que deben pagar las familias por deudas a través de tarjetas de créditos, sumado a la reducción de su capacidad adquisitiva.

Teniendo en cuenta los detalles dichos y los porcentajes totales de endeudamiento, podemos decir que la toma de créditos empieza a ser la solución para las familias, pero a corto plazo, ya que estas llegan a satisfacer las necesidades básicas y llegan a cubrir los gastos de las familias, pero los intereses y los pagos mes por mes terminan siendo un gran problema, ya que aquellas familias que no llevan las cuentas al día y no llevan un registro total de todos sus gastos, se convierte en la razón principal  por lo cual las familias colombianas se endeudan cada vez más.

Ante la llegada del covid-19 al país, la mayoría de los bancos lanzaron planes de “alivios” para los deudores, apuntando principalmente a aquellos con menores ingresos y para las personas que tenían posibilidad de afrontar aquella cuarentena.

En el año 2020 se beneficiaron 2.971.410 deudores, que alcanzaban a las personas naturales y jurídicas, con un total de 3.922.994 créditos con un saldo de 66,7 billones de pesos, el 85,5% fueron deudores de préstamos de consumo, sin esta iniciativa, muchas familias y personas hubieran quedado a la deriva y pudieron haber aumentado su deuda inexorablemente.

¿Se puede saber hasta cuanto endeudarse?

Claro que sí, teniendo en cuenta los siguientes puntos.

  • Realizar una lista de ingresos totales y gastos fijos mensuales
  • Al valor de sus ingresos totales, se debe restar los gastos fijos, el resultado total hace referencia a sus ingresos netos mensuales y también lo que le queda libre todos los meses
  • Ese resultado se debe multiplicar por 35%
  • El resultado final demuestra lo que usted puede llegar a endeudarse

El número de personas que no llevan el registro de sus propios gastos son más vulnerables a contraer deudas que podrían ser evitadas, ahí entramos a una zona que ya no es material, sino mental.

Aquellas personas que contraen deudas, la mayoría está mal informada, no investigan el banco, las tasas de intereses, no comparan productos, no llevan un registro formal de los gastos, entonces eso parte en la educación de cada uno.

Desde niños nos enseñan a escribir, a contar los números, diferentes herramientas que nos acompañan durante toda nuestra vida, pero ¿finanzas? el dinero también es algo que nos acompaña durante toda nuestra vida, por eso es tan necesario que en las escuelas primarias, a los niños, les enseñen lo básico para poder controlar las finanzas de cada uno, en el acompañamiento temprano se podría crear una generación que pueda manejar mejor su bolsillo y evitar recaer en las deudas, porque como detallamos anteriormente, la falta de información y la falta de herramientas que se pueda utilizar, es la razón principal de la deuda de los colombianos.

A tener en cuenta, el objetivo principal de las finanzas personales, es el bienestar, vivir con ingresos sobrantes y tratar de ahorrar. Por eso mismo, al crédito se lo debe utilizar cuando realmente sea necesario, muchas familias colombianas se acostumbraron a gastar más de lo que reciben. Esto provoca un gran golpe a la economía de las familias y lo sufren más aquellas que no tienen reservas.

La disminución de los gastos es un buen comienzo para afrontar las deudas, ya que, al disminuir el consumo, nos permite tener más margen a la hora de gastar en lo que realmente necesitamos, la busca y comparación de precios es otra herramienta para tener en cuenta.

No utilizar préstamos para cubrir consumos del día a día, puede ser un buen comienzo para tener en claro estas herramientas financieras, que nos ayuda, pero si lo utilizamos mal, podemos recaer en una deuda inevitable.

Redactor: Periodista Fran Sanabria
https://www.elmejortrato.com.co/

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido