Soy ser humano, después comentarista

536 views
4 mins read

Me alegró mucho la victoria del Atlético Huila ante envigado por la fecha 16 de la Liga Águila II-2017

A decir verdad, no pude contener la emoción y al instante que mi compañero José Diego Cardoza, narrador del Combo Caracol, cantaba el golazo de Andrés Ricaurte, yo lo gritaba a pulmón abierto en plena transmisión en la cadena radial para la cual presto mis servicios como comentarista.

Ofrezco disculpas a los oyentes, les confieso que no pude evitarlo y lo hice porque este triunfo hace rato lo estaba esperando y me alegré mucho por los jugadores. He sido testigo de la manera como trabajan y las ganas que tenían de jugar este partido y de conseguir la victoria.

Hoy con la serenidad y el rigor periodístico, analizo el partido, más allá del resultado y después de degustarlo al máximo, y me queda en la retina a un Atlético Huila aplicado, ordenado, concentrado y manejando muy bien las fases del juego, pese a tener 15 días sin ritmo de competencia, debido a la huelga de pilotos de Avianca.

En el primer tiempo controlamos  a Envigado, manejamos el balón y tuvimos un buen funcionamiento cuando no teníamos la pelota. Envigado no hizo daño porque Atlético Huila con su orden no se lo permitió. Lastimosamente, un error individual de Carlos Andrés Ramírez le permitió al envigado empatar el partido.

En el segundo tiempo Atlético Huila salió con mucho más decisión a buscar la victoria pero cayó en el error del pelotazo y no provocamos riesgo alguno a Envigado.

Pienso que el Profesor Craviotto se demoró en incluir a Jefersson Bedoya; debió ingresarlo arrancando la segunda parte porque el partido pedía un jugador como Bedoya. Fíjense que Bedoya ingresó y le dio más dinámica y profundidad al ataque de Huila y fue él quien le dio el balón a Andrés Ricaurte para el golazo de la victoria.

Fue un partido sufrido, más por culpa de Atlético Huila; primero por el grosero error de Carlos Andrés Ramírez que originó la pena máxima y segundo porque el técnico demuestra una vez más que es demorado en la lectura de los partidos y en los cambios.

Afortunadamente, ganamos y está victoria es un gran aliento para este equipo que a pesar de las fallas, demostró ayer que juega bien al fútbol.

Hay que dar al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios, en ese sentido, le doy a José Diego Cardoza, todo mi reconocimiento por ser una gran narrador, mientras tanto yo seguiré siendo comentarista, pero teniendo en cuenta que antes que nada soy un ser humano que llora, siente, ríe y celebra lo que sucede en el deporte huilense.

Por: Carlos Andrés Vargas Tamayo – @averiguelovarga

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido