Sostenibilidad y liderazgo: razones por las cuales las empresas deben capacitar a su fuerza de trabajo

704 views
6 mins read

En los últimos años han crecido exponencialmente los programas empresariales en el mundo. Una de las principales razones es la necesidad de adaptación e innovación de las empresas en un mercado cada vez más competitivo.

Asimismo, las nuevas dinámicas de los entornos laborales exigen la formación de su talento humano, tanto para aumentar la productividad y también como conductor para el crecimiento personal de los colaboradores.

Por otro lado, y debido a las crisis económicas que se viven actualmente, la formación de la fuerza de  trabajo en habilidades específicas contribuyen como alivio a las economías del país.

Guillermo Alberto González, director del Centro de Consultoría Empresarial de la Universidad de Ibagué reconoce que las organizaciones necesitan implementar de manera urgente programas de Educación empresarial a la medida de los requerimientos de estos beneficios que alivian la economía del país.

“Nosotros hemos logrado formular 54 proyectos en los que se han ejecutado $42.717 millones de pesos entre aportes de cooperación internacional, gubernamentales y del sector privado”, afirmó.

En este sentido, el Centro de Consultoría Empresarial de la Universidad de Ibagué comparte los beneficios de acceder a este tipo de capacitación, respaldada por instituciones académicas.

Estimula el liderazgo

Hoy en día las organizaciones requieren de nuevos líderes que identifiquen, ejecuten y desarrollen proyectos que respondan a las necesidades del mercado. Además, es necesario que los nuevos líderes motiven el compromiso de sus colaboradores, ya que, de acuerdo con la consultoría Gallup el 70% de la falta de compromiso del equipo “está determinada únicamente por el jefe”.

“Se requiere entonces de la voluntad de las empresas para comprometerse de lleno en la formación de líderes. Desde el Centro de Consultoría Empresarial de la Universidad de Ibagué hemos identificado que las empresas tienen grandes dificultades en generar espacios que involucren a los líderes con sus equipos de trabajo y permitan el buen funcionamiento de los procesos. Otro de los grandes desafíos que presentan los líderes es coordinar los equipos de trabajo en la modalidad remota”, dijo Guillermo Alberto González, director del Centro de Consultoría Empresarial de la Universidad de Ibagué.

Promueve el desarrollo sostenible

Las organizaciones necesitan implementar de manera urgente programas de Educación empresarial sostenible a la medida de los requerimientos de los ODS  (Objetivos de Desarrollo Sostenible) del país. Sin embargo, es necesario colaboradores conscientes de las buenas prácticas sostenibles.

“Cada vez más se escucha hablar de ESG por sus siglas en inglés (Environmental, Social, and governance), estos criterios son actualmente un factor central que habla del valor de una organización y como tal, repercute tanto en sus operaciones de negocio como en la evaluación de la sostenibilidad de las inversiones y su impacto en las finanzas. Por ejemplo, en el caso del medio ambiente engloba el cuidado y la conservación del entorno natural. En este caso, las empresas se comprometen a tener presente cómo afecta su toma de decisiones y acciones sobre el medio ambiente, ya sea de forma directa o indirecta”, dijo González, quien aseguró, que para este propósito es fundamental la formación empresarial con respaldo académico.

Estos procesos formativos se convierten en una oportunidad para abarcar temas como el Liderazgo, la Construcción del Gobierno Corporativo, la Responsabilidad Social Empresarial, el Marketing Digital, el diseño de Imagen Corporativa y también la Planeación Estratégica pues las pequeñas y medianas empresas que obtendrán este beneficio del ministerio deberán estar preparadas para solventar estos retos.

“En nuestro caso, la principal ventaja que tiene el Centro de Consultoría Empresarial es pertenecer a una institución educativa. Los estudiantes son vinculados a la consultoría como apoyo y acompañamiento, así mismo las empresas pueden aprovechar la capacidad instalada del campus universitario: laboratorios, salones, auditorios y los recursos tecnológicos propios”. Recalca además que tienen el profesionalismo para prestar este servicio a varios sectores como el textil, turístico, salud, comercio, agropecuario y agroindustrial. Y agrega: “En 8 años se han beneficiado del centro más de 101.362 personas”, concluyó González.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido