Los efectos de la ausencia emocional de los padres en los niños: 3 consejos para enfrentarlo

940 views
5 mins read

El término «padres ausentes» se refiere a aquellos padres que, aunque reconocen legalmente a sus hijos y les proporcionan sustento económico, no participan activamente en su crianza ni les brindan acompañamiento amoroso y cotidiano.

Como lo asegura el médico psiquiatra Christian Muñoz adscrito a Colsanitas, “son los padres que están, pero no están, sus hijos no los conocen y confían más en empleadas y miembros de la familia extensa que se quedan al cuidado de ellos”.  Estos padres están físicamente presentes, pero no tienen una conexión emocional con sus hijos, y a menudo delegan su cuidado en otros, como los abuelos o las niñeras.

La falta de acompañamiento emocional en la crianza puede provocar un vacío emocional y consecuencias graves en la salud mental de los niños y adolescentes, incluyendo problemas de drogas, depresión y ansiedad.

Los expertos recomiendan que los padres establezcan un vínculo afectivo con sus hijos a través de la permanencia, consistencia y tiempo, dedicando tiempo de calidad para interactuar y conectar emocionalmente con ellos, pues lo único que no se puede delegar es el acompañamiento afectivo. Por esta razón, el doctor Muñoz, brinda 3 consejos prácticos para ser un padre presente:

  1. Sembrar interacciones

Es clave ser padres que cultiven dinámicas de interacción, encuentros y momentos que sean importantes, memorables e inolvidables en la vida de ellos.

“Como mínimo implemente de cinco a siete actividades que sus hijos puedan hacer con usted, que tengan un alto valor emocional y que dejen una huella imborrable en su memoria” comenta Muñoz, por ejemplo: ser asistente de su afeitada, leer un libro juntos, inventar una receta, asistir a un escenario deportivo, irse de compras no convencionales, prepararse juntos para un reto deportivo, interesarse por sus pasatiempos y practicarlos con ellos, entre otras actividades.

Sus hijos lo esperarán con anhelo para hacer estas actividades y usted romperá cualquier obstáculo que se presente para garantizar que se den.

  1. Haga un buen uso de la tecnología

Si usted ha sembrado adecuadamente, sus hijos querrán hablar con usted y desearán conocer las historias sobre su trabajo o sobre lo acontecido en su viaje. Ellos conectarán más fácil con sus relatos porque ya hay un vínculo amoroso y las aplicaciones de videollamada permiten que establezcamos un momento del día donde puedan conectarse. El médico psiquiatra comenta que “este canal de comunicación se hace más cercano si usted lo sabe utilizar y si su hijo percibe que es un espacio para estar más cerca de usted”,

  1. Cuéntele historias

El storytelling es una herramienta ideal y en este caso se conjugan la espontaneidad, la sencillez, la autenticidad que tanto aprecian los niños; contarle las historias o anécdotas de su cotidianidad le permiten conectar y hacerlos participes también de lo que ocurre en su vida,

Estas sencillas recomendaciones puedan hacer la diferencia en la forma como se vincule afectiva y emocionalmente con sus hijos. Tenga cuidado de que sus hijos no lo oigan auto reprocharse o victimizarse por las dificultades de su trabajo.

Enséñeles que detrás de la exigencia del compromiso existe la recompensa del encuentro. Muéstreles que la frustración por los momentos de distancia genera aprendizaje, crecimiento y fortalece su relación con ellos; es su responsabilidad buscar estrategias para optimizar su vínculo entendiendo que no existe perfección en la crianza, la maternidad o la paternidad.

“Recuerde que la crianza es como un tablero de dardos, queremos dar en el centro y a veces no nos llega el lanzamiento ni al tablero. Las buenas intenciones, sinceras y auténticas van a ser capturadas por ellos. Los héroes de carne y hueso son seres reales, no son impostados”, asegura Muñoz.

Educarse y aprender es cada vez más fácil, así que, teniendo mejores padres, tendremos mejores hijos.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido