La agenda: Atlético Huila y su primer padecimiento

186 views
3 mins read

Tras perder el Atlético Huila en su debut de la Liga Águila contra Patriotas, hay muchas cosas que resaltar, sobre todo para un equipo que cambió casi toda su plantilla para afrontar otro semestre de fútbol.

A nadie le gusta perder, y menos por la forma horrorosa como lo hizo el cuadro ‘auriverde’, con un error enorme, monstruoso del cancerbero Carlos Abella, que sacó una pelota corta y el defensor, tal vez sorprendido por el lanzamiento del esférico, fue anticipado por un jugador de Patriotas, que no dudó en tirar un centro que luego encontraría la definición de Carlos Rentería.

Es el primer partido, es entendible, los jugadores que se vincularon al club se están adaptando, es entendible, pero que el portero Abella dañe el buen juego que estaba haciendo su equipo, que presionó e incluso, tuvo oportunidades para irse por delante en el marcador, es una cosa que no se puede perdonar.

Ernesto Hernández nos daba seguridad y se consolidó en el Huila como uno de los mejores arqueros del fútbol profesional colombiano. Ahora no tenemos esa seguridad, pues Abella en la mayoría de partidos que pudo jugar en el semestre pasado, no se vio seguro.

El Atlético Huila está ahora renovado, vendimos a muchos jugadores, compramos a varios más, tenemos a un nuevo cuerpo técnico encabezado por José Fernando Santa, que tendrá que mejorar a sus dirigidos si queremos repetir o superar lo hecho el año pasado donde estuvimos a poco de llegar a la final.

De igual manera, el equipo, llegando al final del partido, no tuvo piernas, se vio cansado, dejando ver así, que la mayoría de los jugadores no están bien físicamente.

Además, otro factor que incidió de alguna u otra forma en el juego de ambas escuadras fue el estado de la cancha. En mi opinión, un desastre. Un terreno de juego no apto para la primera división del fútbol profesional colombiano. Es por esto que tanto se critica a equipos como Patriotas, que aunque ascienden bien, los estadios donde juegan son una completa catástrofe.

Pero de nada vale quejarse cuando nuestro equipo, que aunque dejó una buena impresión, tiene las mismas dificultades en la infraestructura de su estadio.

El juego del Atlético Huila tendrá que mejorar, jugaron bien, pero falta, hay que sudar la camiseta, hay que sacrificarse aún más, y sobre todo, no amilanarse por un error de un compañero, en este caso del arquero Abella, que quien sabe si jugará el próximo partido contra Jaguares. Veremos pues…

Por: Cristian David Ordoñez

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido