En Neiva fue presentado el borrador del Proyecto de Ley Cacaotera

852 views
13 mins read

Esta segunda audiencia pública desarrollada a nivel nacional, permitió escuchar y disertar con representantes de las asociaciones de productores y demás actores de la cadena del cacao en el departamento del Huila, con el propósito de construir un documento concertado a favor del sector.

Colombia ocupa el décimo puesto como productor de cacao en el mundo, un mercado dominado por Costa de Marfil que tiene una participación del 73.3% de la producción global, y Ecuador con un 7%; no obstante el cacao colombiano sobresale a nivel internacional por su calidad al ser reconocido como fino de sabor y aroma, lo que le ha permitido ganar en varias oportunidades el máximo galardón en el salón del chocolate en París.

En cuanto al panorama regional, Colombia ocupa el quinto lugar como país productor en Latinoamérica, siendo Santander, Antioquia, Arauca, Huila, Tolima y Nariño, los departamentos que sobresalen en este renglón productivo, con el 79% de la producción de cacao a nivel nacional, lograda gracias al trabajo y compromiso de pequeños y medianos productores.

No obstante nuestro país podría crecer en la producción y transformación de almendra de cacao, para lo cual debe asumir varios retos, como el impulso de proyectos de ciencia y tecnología para dar respuesta a las afectaciones causadas por plagas y enfermedades, aumentar la producción por hectárea, y fortalecer los procesos de asociatividad; todo esto direccionado a ser más competitivos y sostenibles.

Y este ha sido el interés del representante a la Cámara, Juan Carlos Vargas Soler, por impulsar un proyecto de ley que permita no sólo hacer más productivo el subsector de la cacaocultura en el país, sino también que esos beneficios se traduzcan en mejorar la calidad de vida de los productores.

En ese sentido se vienen desarrollando audiencias públicas en los departamentos que sobresalen en la producción de cacao, y el turno este fin de semana fue para el Huila, donde fueron convocados los diferentes actores de esta cadena productiva, con el propósito de socializar esta iniciativa de ley, y a la vez escuchar y recoger las propuestas de los participantes, para construir un documento robusto y legítimo que responda a las necesidades de la cacaocultura colombiana.

Se propone reducir la cuota de fomento a los productores

Durante esta audiencia pública, el congresista Juan Carlos Vargas Soler, sostuvo que lo que se busca con este proyecto de ley, es sin duda fortalecer la cacaocultura nacional.

“Es un borrador de un proyecto de ley que tiene como propósito mejorar las condiciones tanto de producción, como de comercialización, transformación, y calidad de vida de las familias productoras de cacao en el país, y en ese objetivo se contemplan varias disposiciones para lograrlo, como la posibilidad de hacer algunos ajustes en la cuota y los fondos de fomento, pues actualmente los productores aportan el 3% al Fondo Nacional del Cacao, y lo que se está proponiendo es que también aporten los comercializadores e industrializadores del cacao, así como el gobierno, para fortalecer el fomento cacaotero. Adicional a ello se propuso que otros actores puedan igualmente aportar, con el fin de mejorar en términos de producción, investigación, agro-industrialización e incentivos ambientales y forestales, para desarrollar arreglos agroforestales de cacao, que permitan generar mayores ingresos para las familias y contribuir para que el cultivo sea más sostenible en el ámbito financiero y ambiental”, puntualizó el congresista.

En ese sentido también quedarían definidas las inversiones que se deben hacer por parte de cada Fondo. Pues mientras el Fondo Nacional del Cacao se encargaría de financiar los programas de investigación del cacao, fortalecimiento de las técnicas de producción y/o comercialización del cacao en el país, y el desarrollo de políticas o programas nacionales para el fomento de la producción, comercialización, o transformación del cacao y sus derivados; el Fondo Regional del Cacao permitiría financiar la asistencia técnica a productores, así como el desarrollo de políticas o programas regionales, departamentales o municipales.

Referente a la administración de la Cuota de Fomento del Cacao, el Gobierno Nacional a través del Ministerio de Agricultura o quien haga sus veces, podrá encomendar la actividad a entidades cacaoteras de segundo o tercer nivel, para el caso del Fondo Nacional, y entidades cacaoteras sin ánimo de lucro o de naturaleza mixta representativas de los territorios cacaoteros en el caso de los Fondos Regionales.

El proyecto de ley también incluye puntos importantes, como el financiamiento del desarrollo cacaotero, adjudicación y titulación de tierras, programas y proyectos de fortalecimiento de la producción cacaotera, agroindustrialización del cacao, seguimiento a programas y proyectos, asociatividad en la cadena del cacao, certificación e incentivos ambientales, un sistema nacional de información cacaotera, comercialización del cacao, límite a la diferencia de precios nacional e internacional, creación del Fondo de estabilización de precios del cacao, oferta social del Estado para familias cacaoteras, seguridad social en la producción del cacao, entre otros importantes aspectos.

 

El cacao como alternativa para hacerle frente al cambio climático

Por su parte el Secretario de Agricultura y Minería del Huila, Dilberto Trujillo Dussán, destacó que el cultivo del cacao hoy ocupa un papel preponderante en los procesos de mitigación del cambio climático, por lo que se deben plantear incentivos para fortalecer esta apuesta productiva.

“Quiero colocar el acento sobre algo importante, y es que el cultivo del cacao va mucho más allá de la simple producción, pues hoy este cultivo ocupa un papel protagónico en combatir el cambio climático, y es desde esa perspectiva que debemos ver el cacao. (…) ojalá pudiésemos incluir partidas que vayan mucho más allá de los recursos parafiscales, porque estos no van a alcanzar, pero sí el gobierno nacional dentro de esa lucha para afrontar el cambio climático debería incluir el cacao como una gran alternativa y buscarle fuentes de financiación dentro de los recursos destinados a la lucha contra el cambio climático, una partida especial, porque hoy el cacao es el principal cultivo para hacerle frente a ese desafío en el mundo”, puntualizó Trujillo Dussán.

A su turno la representante a la Cámara por el Huila, Leyla Marleny Rincón, destacó este ejercicio de participación y dialogo, donde la disertación y los consensos son la base para construir.

“Los espacios de participación son los ejes fundamentales de este nuevo gobierno, por lo que agradecemos a todas las mujeres y hombres que hicieron presencia en la audiencia en torno a ese gran cultivo de cacao, pues ciertamente consideramos que este cultivo se proyecta como ese gran alimento de la paz, tanto con los humanos como con los territorios, debido a la gran importancia del cacao como agente mitigador del cambio climático”, sostuvo la congresista huilense.

Mientras tanto Carlos Alberto Muñoz Vanegas, Secretario Técnico Nacional de la Cadena del Cacao, indicó que para el actual gobierno del presidente Gustavo Petro, el cacao es un cultivo priorizado debido a las oportunidades que se construyen en torno a este renglón productivo.

“Desde el Ministerio de Agricultura el cacao es uno de los sectores priorizados, no en vano recogimos todo lo propuesto por el secretario de Agricultura frente a todas las bondades y oportunidades en torno al cacao, como las ventas de bonos de carbono, trabajar en temas de agroturismo, promover las transformación y el emprendimiento, sumado a que nuestro cacao cada vez es más reconocido a nivel mundial como fino de sabor y aroma, y esto queda demostrado con 5 premios ganados en el Salón del Chocolate en París, y tantos otros premios que nos han destacado; desde luego tenemos muchas dificultades y desafíos por encarar pero para esto son estos espacios”, concluyó el alto funcionario.

Los productores expusieron su punto de vista

Por su parte los representantes de organizaciones de productores, se expresaron tanto a favor como en contra de algunas propuestas del borrador del proyecto de ley, principalmente en lo concerniente al manejo de los recursos parafiscales, teniendo en cuenta que en este proyecto se propone que una parte de los recursos se siga manejando por el Fondo Nacional del Cacao, y otro porcentaje sea al fortalecimiento de las organizaciones a nivel regional.

En lo que sí se tuvo consenso, es en avanzar en proyectos de investigación para encarar las afectaciones de plagas y enfermedades como la Moniliasis, la Escoba de Bruja, la Carmenta, la Phytophthora, el Coclilo, y el mal del machete, que vienen diezmando los cultivos de cacao, reduciendo la producción a solo 400 kilos por hectárea.

También se abogó por crear una política robusta en torno a la cacaocultura, que permita crecer en procesos de transformación e industrialización en las regiones, y avanzar más allá de ser solo productores de materia prima y pequeños transformadores artesanales de cacao, mediante el fortalecimiento de los procesos asociativos, como hoy ocurre en Ecuador.

Estas audiencias públicas direccionadas a seguir construyendo y ajustando este proyecto de ley cacaotera, continuarán por todos los departamentos reconocidos como los de mayor producción de cacao en el país.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido