El reciclaje de baterías de vehículos eléctricos se suman a la iniciativa de economía circular

988 views
5 mins read
Charging the batteries of the elecric motor. Disassembling the battery of an electric vehicle engine. Car service

El mercado de vehículos eléctricos en Colombia continúa creciendo y se estima que para el 2026 se vendan 7.000 unidades.

El reciclaje de estás baterías y la recuperación de sus materiales permite reducir alrededor de un 20% los efectos de emisiones de CO2 comparados con la minería.

Las baterías de litio gastadas son consideradas residuos peligrosos, por sus propiedades tóxicas requieren medidas especiales para ser manipuladas durante las operaciones de desmantelamiento y transformación.

Los vehículos eléctricos se han convertido en la opción preferida de muchos compradores, los precios de la gasolina y la preocupación por el medio ambiente motivan a cada vez más personas a dejar la gasolina y pasarse a la electricidad.

Por lo que, durante el 2022 la movilidad limpia fue la gran protagonista totalizando 27.845 matrículas en el año y se estima que para 2026 se venderán en Colombia 7.000 carros eléctricos, convirtiendo al país en uno de los de mayor penetración de este tipo de vehículos en la región.

Electric car inside chassis with high energy battery cells pack modular platform. Skateboard module board. Vehicle components motor powertrain, controller with bodywork wheels. Vector illustration.

Sin embargo, los altos precios de estos modelos limitan su masificación y es que gran parte el elevado costo se debe a la batería, los coches 100% eléctricos tienen baterías de iones de litio que pueden almacenar energía y recargar una vez gastada. Pero, ¿qué pasa cuando esas baterías ya no pueden proporcionar una autonomía adecuada?

Tal como lo afirma Andrea Alzate, CEO de Altero una de las primeras empresas en Latinoamérica, especializada en este tipo de reciclaje, las baterías de iones de litio gastadas son consideradas residuos peligrosos debido a sus propiedades explosivas y en ocasiones tóxicas. Por lo que, se requieren medidas especiales para manipularlas durante las operaciones de desmantelamiento y transformación para recuperar esos materiales estratégicos que nos permiten aportar a un mercado que está siendo cada vez más demandante y a la vez al medio ambiente”.

Cabe resaltar que, el reciclaje de litio permite reducir la explotación al medio ambiente para su extracción, disminuyendo hasta en un 20% los efectos de emisiones de CO2 comparados con la minería.

“Nuestro proceso recupera todos los materiales, incluyendo no solo los claves como el litio, níquel, y cobalto, sino también el cobre, el aluminio, el hierro, el plástico y los contactos electrónicos. Actualmente, en nuestra planta podemos recuperar aproximadamente un 95% del litio contenido en las baterías. Esperamos seguir desarrollándolo para llegar a una recuperación cercana al 99% en este 2023”, afirma Alzate.

Ante el auge en las ciudades de este tipo de vehículos, se espera que así mismo los procesos de reciclaje se masifiquen para atender la demanda. Es por esto que, en los últimos años Altero se ha enfocado en desarrollar un proceso que permite la separación segura y sostenible durante las operaciones de almacenamiento, acondicionamiento y procesamiento.

Transformando las baterías que han terminado su ciclo de vida, recuperando materiales críticos y reincorporándolos en la fabricación de nuevas baterías, reduciendo de manera significativa la minería, lo que implica un notable aumento de la sostenibilidad y la rentabilidad en el reciclaje, permitiendo un modelo de negocio basado en la economía circular.

Este modelo económico busca maximizar la utilización de los recursos y minimizar los desperdicios y la contaminación, en Colombia está tomando cada vez más fuerza e importancia, siendo una estrategia que promueve el desarrollo sostenible.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido