El gran propósito para el 2018: pedagogía electoral

607 views
4 mins read

El mes de enero suele ser utilizado por las personas, las instituciones y las empresas para planear el año, pero el 2018 es un año de muchos retos dado que es un periodo electoral que definirá para los próximos años quienes llevarán las riendas del Congreso y del Ejecutivo.

Sería muy importante realizar una pedagogía electoral, que se asuma como importante este proceso dada la relevancia de quienes dirigirán por los próximos cuatro años los destinos de nuestro país; la agenda nacional está ligada a problemas como la convivencia y la paz, la pobreza extrema, el desempleo, el mejoramiento de la educación, el desarrollo de infraestructura, sobre todo en la zona rural en donde el difícil acceso y rezago en infraestructura hace que nuestros campesinos tenga inmensas dificultades para competir con los productos foráneos y que las grandes cadenas de mercado, sin ningún rubor, compran a lo que les plazca los productos de nuestros agricultores o importan dejando sin ninguna posibilidad de competencia a nuestro agro.

La agenda nacional tiene que entender la importancia de hacerle frente a la enfermedad de la corrupción que no solo ha permeado a las instituciones sino que se reproduce diariamente con la cultura del atajo y que lleva como consecuencia que incluso hoy por violar las normas mueran más personas en accidentes de tránsito que en la existencia del conflicto armado; o peor aún, que en un ejercicio de mercantilización de la salud, con la corrupción de la mano, sean muchas las personas que mueran en las puertas de los hospitales sin recibir un tratamiento, o porque se convirtió en un requisito iniciar una acción judicial para acceder a un derecho que es fundamental.

La ilegalidad del narcotráfico y el microtráfico, el contrabando, la corrupción en la contratación estatal, no son males menores y deben ser parte central de la agenda de los candidatos a la Presidencia y al Congreso, no con discurso sino con hechos y propuesta concretas para salir de estar encrucijada que se convierte en un círculo vicioso que mata a cada día la esperanza de un mejor país.

Hago un llamado a los escépticos, a que se atrevan a estudiar las propuestas a debatirlas libremente y a examinar la hoja de vida de los candidatos pues más que palabras los hechos y sus procederes habla de cómo se comportarán en el ejercicio del poder, la pedagogía electoral indica que hay que asumir la lectura y el estudio de cada una de las opciones que nos brindan para que el momento de ejercer el sagrado derecho al voto, tengamos la firme convicción de quien fue elegido no defraudará el mandato constitucional y hará todo lo que este a su alcance para luchar y defender los derechos de los que los elegimos.

Por: Alfredo Vargas Ortíz – alfredo.vargas@alcaldianeiva.gov.co
Twitter: @Alfredovargaso – Secretario de Educación

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido