El curioso misterio del tic tac y el toc toc en el gobierno Lara

Cuando los gobiernos no dan la talla y se vuelven polémicos por los resultados, la gente comienza a hablar y a criticar duramente, porque después de desprestigiado un mandato es muy difícil levantarle la imagen así contraten a un ultra mago asesor para maquillarla y mejorarla ante la ciudadanía.

A la par de las sátiras y las murmuraciones con las cuales se califica negativamente la administración, surgen los chismes y las charadas que se convierten en simples cuentos de cafetín con los cuales se le pone gracia a la desgracia esperando con paciencia a que la tierra gire un poco más rápido alrededor del sol y sobre su eje para que ese nefasto periodo culmine lo más pronto posible.

Uno de los cuentos más sonados es el del coleccionista de relojes, actual funcionario de la alcaldía, quien dizque, no me consta, ni lo aseguro, le cobra o cobraba peaje a los contratistas pidiendo relojes de marca a cambio de, en unas ocasiones, pagar liquidaciones de contratos del gobierno anterior, o, a quienes se les iba a adjudicar un nuevo contrato.

El alto y encorvado ejecutivo burócrata, recién graduado de la universidad, importando por el “gallo tapao” a estas latitudes, dado que el alcalde de la mejor hoja de vida no pudo hallar ningún profesional de talla para ocupar el cargo que ocupa el mencionado “horólogo”, muere por estos artefactos y sueña con ese melódico sonido que le llega al alma tic tac, tic tac, tic tac. Dicen que sus subalternos ya empiezan a hacer actividades para recaudar fondos a ver si les alcanza para un Rolex, un Omega, un Cartier o en el peor de los casos un Mido; ojalá no les vayan a ofrecer de esos bonos de solidaridad a ustedes.

Otro mito es el del famoso servicio toc toc, el cual viene haciendo carrera como empresa, compitiendo con las compañías de transporte terrestre de pasajeros. Este medio que según cuentan los que han hecho uso de él, es muy cómodo, seguro, económico y eficiente; ha venido creciendo y posicionándose no sé si en otras partes del país pero sí aquí en la capital huilense, algo así como un Uber pero interdepartamental. El cuento que ronda a esta empresa es que es de otro personaje de sexo femenino traído por el mismo “gallo tapao” a Neiva, si señores, la misma que quería modificar el estatuto tributario municipal clavando a los comerciantes con tarifas impositivas mucho más lesivas para estos.

Ninguna de las dos cosas me consta, pero en la calle se habla bastante de ello. No sé si el bisoño profesional enamorado de las horas en realidad pida relojes a diestra y siniestra y tampoco sé con exactitud si la elegante señorita traída de los confines de la tierra para salvar las finanzas del municipio sea socia o dueña de tal empresa de transporte, hay que ver con qué patrimonio llegaron y con qué capitalito se van.

Por: Hugo Fernando Cabrera – hfco72@gmail.com
Twitter: @Hufercao04

TSM Noticias
ADMINISTRATOR
PROFILE