Con cámaras trampas protegen avifauna en el Huila

48 views
6 mins read

Los integrantes de los 21 grupos de monitoreo comunitario que apoya la CAM han contribuido con el inventario de aves que tiene el departamento así como a su conservación.

Confirmar la existencia de especies nunca antes fotografiadas como la Tovaca Barrado, así como el registro de 58 especies de aves sin ocasionar perturbaciones a su hábitat, son parte de las acciones preventivas adelantadas por la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena – CAM, para proteger la Avifauna, gracias al uso de cámaras de fototrampeo en parques nacionales, regionales y en áreas protegidas.

Así lo dio a conocer la Autoridad Ambiental huilense en el Día Internacional de las Aves, destacando además la labor de los 21 grupos de monitoreo comunitario existentes en el departamento quienes a través del fototrampeo han contribuido con el inventario de la avifauna del Huila, particularmente con el registro de especies que habitan en el sotobosque, o que se desplazan caminando en el suelo de los bosques.

En este sentido se conoció que diferentes proyectos de monitoreo de aves se adelantan en el territorio para establecer ¿cuál es la distribución de las aves? permitiendo controlar amenazas que enfrentan especies protegidas, así como la existencia de otras.

Monitoreo diferente

Katherine Arenas, bióloga de la CAM cuenta que la idea de colocar estos dispositivos surgió motivados por monitorear la Danta de Montaña y el Oso de Anteojos. Con este fin se instalaron cámaras en áreas del sur y norte del departamento, .detectándose ejemplares sin alterar sus rutinas, lo que ha favorecido conocer la riqueza de avifauna.

La profesional explica que la técnica “consiste en colocar cámaras en zonas estratégicas de las montañas del departamento, las cuales captan el calor que emiten los animales, por lo tanto es un método propicio para grabar y registrar especies de difícil observación como lo son el Oso y la Danta, aunque se han registrado más de 80 especies que conviven con estas especies focales; logrando identificar especies muy difíciles de observar mediante otras metodologías de campo”, puntualizó Arenas quien aseguró que el fototrampeo participativo es uno de los métodos más eficaces e importantes en el departamento para registro, monitoreo y conservación de la biodiversidad.

“De este modo las cámaras trampa se constituyen en una herramienta de gran utilidad para los grupos de monitoreo tanto para el estudio de vertebrados terrestres como para el estudio de aves, siendo así apropiadas para complementar métodos basados en la observación directa de la avifauna”, destacó.

Protección de especies

Actualmente, la CAM tiene dispuestas más de 80 cámaras en todo el departamento, con énfasis en la Danta de Montaña y el Oso de Anteojos permitiendo conocer diferentes interacciones que se desarrollan en el medio natural descubriendo cómo un ecosistema es el nicho de varias especies y cómo estas conviven y comparten ese ecosistema.

Es así como con apoyo de las comunidades que cohabitan estas zonas se han hecho registros notables por su categoría de endemismos como el de la Guacharaca (Ortalis columbiana), la Perdiz Colorada (Odontophorus hyperythrus), el Tinamú de cabeza roja (Nothocercus julius), la Paloma Perdiz (Zentrygon linearis) y la Tovaca Turdina (Chamaeza turdina).

Se destacó en este sentido la presencia de especies de vuelos cortos como Tinamú de montaña (Nothocercus bonapartei), Pava maraquera (Chamaepetes goudotii), Chilacoa (Aramides cajaneus), Paloma bigottuda (Zentrygon frenata) y la Tovaca Barrado (Chamaeza mollissima) de la cual existen solo un par de registros para el Departamento y hasta el momento no se tenía registro fotográfico.

Ubicación privilegiada

El Huila cuenta con un reporte de aproximadamente 750 especies de aves distribuidas en el Departamento. Gracias al esfuerzo de monitoreo y conservación de la biodiversidad que realizan los Grupos de Monitoreo y ONG’s Ambientales se ha logrado establecer el número de especies de avifauna.

Por su ubicación privilegiada el departamento permite una alta diversidad de aves debido a la variedad de ecosistemas. Esto implica un mayor esfuerzo para la conservación en este caso en particular de la avifauna, importante grupo que forma parte de la biodiversidad de los ecosistemas que enmarcan desde el Valle Alto del río Magdalena hasta su nacimiento en el Macizo Colombiano y que desempeñan roles ecológicos que coadyuvan con el mantenimiento de los servicios ambientales y permiten el balance de los ecosistemas.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido