Atraer y retener: el nuevo desafío por el talento humano

859 views
9 mins read

Con el paso del tiempo y la evolución de las dinámicas organizacionales, la gestión del talento humano ha pasado de ser un área transaccional para convertirse en un área estratégica que acompaña a la alta dirección en las decisiones relacionadas con su capital humano.

En este sentido, la gestión del talento humano debe responder a los desafíos impuestos por las nuevas tendencias en la gestión de las personas y garantizar a la compañía no solo la incorporación del mejor talento que responda de manera efectiva a las responsabilidades de su cargo, sino que además genere valor al mismo, aporte de manera integral al clima laboral y se identifique con la cultura de la empresa.

De acuerdo con Carmen Emilia Galindo Ruiz, consultora y docente del programa virtual de Tecnología de Gestión del Talento Humano de Areandina, las áreas de gestión humana tienen el desafío de atraer el mejor talento a la compañía y una vez la persona esté incorporada, lograr su retención; entendida como el periodo de productividad donde el trabajador se siente identificado con la empresa, su cultura y el bienestar que le representa pertenecer a la misma, brindándole su mayor rendimiento.

“Esta condición se hace mucho más difícil en la actualidad ya que para las nuevas generaciones el concepto de estabilidad laboral ha cambiado, primando en su escala de prioridades el sentirse bien, la identificación con la cultura de la empresa, su employer branding, el balance entre el trabajo y la vida personal y en general, la identificación con su propósito de manera que esta afinidad les permita conectarse y generar un verdadero vínculo con la empresa”, explica la docente Galindo.

Una de las principales herramientas con las que cuentan las áreas de gestión humana para responder a estos retos, es la consolidación de sus equipos de trabajo bajo la premisa de la orientación al servicio y la experiencia que representan las dinámicas de cada uno de sus subprocesos a los trabajadores, haciéndose fundamental además del manejo de las hard skills y el desarrollo de las soft skills, dando protagonismo a las competencias blandas donde la empatía, la comunicación, la orientación al servicio, la tolerancia a la frustración, el liderazgo y la inteligencia emocional entre muchas otras responden a las necesidades de los equipos humanos de hoy.

“Areandina en coherencia con su compromiso de responsabilidad social empresarial aporta a la sociedad desde la Facultad de Ciencias Administrativas, Económicas y Financieras, graduados del programa de Tecnología en Gestión del Talento Humano, preparados para asumir de manera integral estos desafiantes retos, a través de una estructura sólida en conocimientos recibidos a lo largo del programa y la puesta en práctica de estos conocimientos a través de la práctica empresarial que realizan los estudiantes en su último semestre, ejercicio donde se ha tenido la oportunidad de impactar un número importante de pequeñas y medianas empresas de todos los sectores con la implementación de planes de mejora relacionados con los procesos de selección, vinculación, seguridad y salud en el trabajo, compensación, capacitación y desarrollo, bienestar, clima y cultura organizacional”, agrega la consultora de gestión humana.

Hora de cambiar la mirada

Los nuevos profesionales de las Instituciones de Educación Superior, tienen la responsabilidad de mantenerse activos en la continuidad de su proceso formativo, permanecer inquietos ante las nuevas tendencias que en materia de su profesión se desarrollen en el mundo, tener una mirada global que les permita profundizar en sus conocimientos y en la aplicación de estos.

“Las habilidades de los graduados areandinos en Tecnología del Talento Humano, se fortalecen con el Sello Transformador Institucional a través de sus nodos de pensamiento crítico, ética del cuidado y el buen vivir, humanismo digital, nuevas ciudadanías, habilidades tecnológicas y digitales, competencias Lingüísticas, orientación al servicio, desarrollo sostenible, creatividad Innovación y emprendimiento; atributos que además de generar valor a la gestión de los futuros profesionales en sus campos de acción, aportan un diferencial importante en el mercado laboral”, puntualiza la académica.

Para la experta Galindo, particularmente el perfil los graduados de la Institución, están llamados a mantenerse vigentes ante las nuevas tecnologías y demás desafíos que presenta la industria 4.0 e incluso la revolución 5.0 de la que se habla a nivel global. “En un mundo donde lo único constante es el cambio, la responsabilidad será la permanente actualización de las disciplinas, el desarrollo y fortalecimiento de habilidades blandas y competencias técnicas que den respuesta efectiva a los nuevos oficios que permanentemente y de manera novedosa está requiriendo el mercado, la actualización permanente de la hoja de vida y el perfeccionamiento de otros idiomas como el inglés».

Atraer, seleccionar y estar a la vanguardia

Anteriormente, el llamado proceso de selección de las empresas donde la búsqueda de empleo era en mayor medida iniciativa del candidato, se ha transformado en un proceso de atracción y selección del talento donde la compañía no solo cuenta con los currículum que se presentan a los procesos, sino que busca el perfil deseado en otras empresas, aun cuando quien cumpla con las expectativas se encuentre vinculado a una organización donde la estrategia de atracción será la de ofrecer mejores condiciones y de esa manera, generar la movilidad del trabajador de una empresa a otra.

En ese sentido, la docente Galindo recuerda la importancia para los nuevos profesionales de mantener el currículum actualizado en plataformas y aplicaciones de búsqueda como LinkedIn, Indeed, Corner Job, Job Today, Info Jobs, elempleo.com y Compu Trabajo entre otros.

“En Areandina, además del equipo administrativo de la facultad y del programa, los estudiantes cuentan a lo largo de su proceso formativo con docentes expertos y reconocidos por su liderazgo en los procesos de gestión humana en diferentes organizaciones y una vez graduados, cuentan con el seguimiento permanente de la Dirección Nacional de Acompañamiento Profesional, área desde donde se lideran acciones permanentes de orientación a los graduados en temas de empleabilidad, cualificación y formación constante, además del seguimiento de su proyecto de vida”, finaliza Galindo.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido