Volvieron los grandes eventos

Volvieron los grandes eventos

En medio de la más profunda crisis social y económica que ha soportado la sociedad colombiana, provocada por la pandemia del Covid19, la reapertura de las actividades económicas en todo el país, han vuelto a generar espacios para que se desarrollen eventos feriales, previo el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad, para evitar los contagios de este virus mortal.

Todos sabemos, que estas actividades están reactivando los sectores de comercio y servicios, que son los impulsores de generación de ingresos en aquellos sectores poblacionales que se encuentran deprimidos desde antes del mes de marzo del año anterior, cuando se detectaron los primeros casos confirmados.

Por este motivo, es loable el liderazgo que tomó el gobierno departamental, que, junto a otras entidades públicas y gremios de la producción regional, lograron impulsar el desarrollo del Primer Congreso Internacional de Café, Cacao y Muestra de Agroturismo, durante los últimos tres días, donde se abordaron diversas temáticas relacionadas con la producción y comercialización de estos productos, que junto con el turismo, se han convertido en una oportunidad económica que han trascendido las fronteras nacionales.

El cultivo del café se ha convertido en una importante fuente de generación de oportunidades laborales para las 84.000 familias cafeteras en el departamento. Existen diversas variedades de café, que están creando mayores perfiles de tazas y de valores agregados en cada grano de café que se cultiva en nuestro territorio.

Se ha conformado un verdadero clúster, donde participan productores, exportadores, importadores, comerciantes, tostadores, vendedores, banca, transporte, entre otros, actores que contribuyen a dinamizar la economía regional.

El Huila continúa siendo líder en la producción nacional cafetera. El aumento de la productividad y de los rendimientos por hectárea, que han tenido los productores huilenses, le han permitido aumentar el área sembrada y un mejoramiento tecnológico en las prácticas agrícolas utilizadas.

Además, las fincas cafeteras han venido siendo adaptadas para hospedajes, con el fin de mostrar los hermosos paisajes que brindan estas zonas productoras. Durante el último lustro, están siendo visitadas por turistas ávidos de buscar nuevos espacios naturales, que les permitan descansar y gozar de los atractivos turísticos que posee la región.

Igualmente sucede con la producción de cacao. Los agricultores huilenses de este grano están encontrando grandes oportunidades para insertarse a los mercados internacionales, dadas las condiciones agroecológicas que posee nuestro suelo.

A pesar de que este cultivo se ha convertido en una importante fuente de generación de oportunidades laborales para las familias cacaoteras en el departamento, se ha venido presentando una dinámica en su producción que les ha permitido mejorar sus niveles de bienestar.

Existen diversas variedades de este producto, que están creando mayores perfiles en los gustos de los consumidores del cacao y de los valores agregados, que se generan en cada grano que se cultiva en nuestro territorio. Cada vez, las empresas multinacionales productoras de dulces, chocolatinas y toda clase de colaciones, están utilizando el cacao orgánico procedente de los municipios productores en el Huila.

Esta fue una gran oportunidad para el sector turístico, restaurantes y demás actividades inherentes a estas actividades, que contribuyeron a dinamizar levemente la economía regional, que se ha mantenido deprimida.

El sector agropecuario es considerado el segundo impulsor de la economía colombiana y mantiene el primer lugar en el departamento del Huila, donde se destacan principalmente la producción de café, el cacao y el agroturismo, gracias al protagonismo adquirido y por el reconocimiento mundial, por la calidad y el uso de prácticas agrícolas saludables. Lo anterior, ha empezado a irradiar sus potencialidades dentro del contexto internacional.





Ir al contenido