«Uno se siente satisfecho con el trabajo cuando los líderes ganan»: Dayer Quintana

«Uno se siente satisfecho con el trabajo cuando los líderes ganan»: Dayer Quintana

Dayer Quintana cumple hoy lunes 23 años y lo celebra sobre la carretera, en el Eneco Tour que inició hoy y culminará el sábado, en su segunda temporada en el Movistar Team, donde el ciclista colombiano continúa con su progresión y formación como ciclista profesional.

El menor de los Quintana volvió a la competición en Burgos después de debutar en el Giro de Italia y de acompañar a su hermano Nairo en la Ruta del Sur. “Me encuentro muy bien después de un periodo en Colombia tras la Ruta del Sur y de recuperarme del Giro. En Burgos, mi trabajo era ayudar a Winner (Anacona) y Jesús (Herrada)”, afirma.

La experiencia, del Giro, fue enriquecedora, pese a que sufrió una caída en la segunda etapa. “Fue mejor de lo que me esperaba. A excepción de la caída, disfruté mucho, con etapas duras y bonitas a la vez, y con un gran equipo con el Movistar es imposible no entretenerse. Aprendes bastante todos los días y cosas nuevas”, recuerda.

En su segundo año en la élite sigue dando pasos adelante y ha notado esa progresión “en el kilometraje”. “El año pasado me costaban las carreras más largas, este año tengo más fondo. Pienso que es en lo que más he progresado, las carreras no se me hacen tan largas. De todas formas, aún me falta aprender muchísimo”, explica.

Él tiene claro cuál es su tarea. Es hora de formarse, aunque el año pasado no dejó escapar la oportunidad y ganó la etapa reina del Tour de Austria “sin querer buscarla pude disfrutar la victoria, pese a trabajar para Javi Moreno que acabó segundo”.

“Siempre tratamos de hacer el mejor papel y ayudar al equipo para que estén contentos. Uno se siente satisfecho por el trabajo cuando los líderes ganan y es como si fueran tus triunfos porque tú has aportado tu granito de arena”, asevera el boyacense.

Quintana dio el paso desde el Lizarte de Azcona del que llegará Jorge Arcas en 2016 al Movistar Team. “Viene una buena generación de jóvenes. Qué mejor aprovecharlos ahora que se pueden pulir. Desgraciadamente, no hay tantos equipos profesionales y la posibilidad de subir es mínima”, lamenta.

Por: Giuseppe Acquadro comunicaciones – Revistamundociclistico.com





Ir al contenido