Una explicación necesaria

321 views
3 mins read

No acostumbramos insistir en el mismo tema en dos columnas seguidas, pero dada la reacción a través de correo electrónico del representante de los cafeteros del Huila ante el comité nacional  por los comentarios que hicimos la semana anterior, en relación con el  candidato avalado por el comité departamental, consideramos necesario aclarar el sentido del artículo porque pudiera ocurrir que se haya interpretado nuestro desacuerdo como surgido de la convicción de la dudosa huilensidad de su candidato.

La verdad es que nos es indiferente el origen de los ternados lo que nos interesa precisar es la naturaleza de los criterios con los que cualquiera de ellos regirá los destinos de la Federación y no existe duda de los férreos vínculos de los tres candidatos con la casa Santos y sus políticas, las mismas que tanto daño le han ocasionado al agro y la industria nacional.

Ahora también censuramos el que líderes cafeteros que participaron de las movilizaciones de los años recientes, que aparentemente comprenden la magnitud de la problemática de los productores hayan utilizado el argumento de la regionalidad para tender un velo sobre las convicciones neoliberales y los evidentes compromisos de Luis Guillermo Vélez, con el gobierno.

Nos resulta extraño que quien tuvo capacidad para comprender las incidencias de políticas monetarias que ocasionaron en su momento la llamada “enfermedad holandesa” que tanta riqueza le succionó a los aporreados caficultores, ahora se haga el de la oreja mocha con las recomendaciones de la Misión del café que a todas luces procura eliminar la garantía de compra y menoscabar aún más a la institucionalidad y se reduzca el reclamo del gremio al nombramiento de un gerente con vínculos con la región que a lo sumo garantizará unos bulticos adicionales de fertilizante de los que en estas fechas preelectorales están repartiendo, puestos para unos pocos amigos en la frondosa burocracia cafetera y una que otra canonjía mientras se va extinguiendo aún más la desaliñada Federación, ahora dedicada más a prestar servicios típicos de ONG´s que ha atender temas vitales en la producción como la investigación de nuevas variedades, mejoramiento en los procesos de beneficio y secado, incrementar el valor de la rubiácea por la vía de la agroindustria  y una mayor intervención en el  mercado internacional.

Inevitablemente nos volveremos a encontrar en las vías, salvo que la tasa de cambio siga en el techo y el precio logre estabilizarse arriba, se sabrá quién es quién, al que por supuesto nunca encontraremos será al gerente que el gobierno logre imponer.

Por: Libardo Gómez Sánchez – libardogomez@gmail.com

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido