Todos contra Petro

1380 views
10 mins read

Estas semanas han sido brutales para el presidente Gustavo Petro, y su proyecto de la Colombia Humana, que logró romper la hegemonía política, con un gobierno alternativo, obviamente este hito en la política colombiana, tendría duras consecuencias.

El gobierno Petro sabe, que las mafias que han dominado y saqueado el país, tienen una estructura que se encuentra en todos los órganos y entidades del sector público, olas de clientelismo y corrupción, equilibradas armónicamente para apoderarse del Estado, con esta realidad palpable, la Colombia Humana buscó realizar sus cambios de manera casi inmediata al llegar al poder y de manera osada insta a su bancada y a la coalición de gobierno a pujar políticamente para sacar adelante todas sus reformas, siendo cada una de ellas una daga al corazón de la estructura clientelista.

Los sectores opositores al gobierno no se iban a quedar callados o estáticos, por el contrario, rápidamente se han organizado para contrarrestar al gobierno Petro y han gestado un ejército con cuatro frentes de batalla, el primero encabezado por el Fiscal Barbosa, un individuo mediocre, que como títere puesto por un títere, usa políticamente la fiscalía, la cual por naturaleza debería ser imparcial, demostrando los vejámenes de la politiquería en las entidades públicas, usando como estrategia la maximización de los errores del gobierno, convirtiéndose en un altavoz político en su contra, desviando la atención de investigaciones importantes que tendría implicaciones en ciertos líderes de la política colombiana, como son las declaraciones de Mancuso, los negocios del narcotráfico de los Genecco, el desfalco de Odebrecht o Reficar, o la cuestionada Ñeñepolitica, entre muchos otros casos que duermen en los anaqueles de la Fiscalía.

Qué veloz es el fiscal en ciertos casos y qué lento es para otros.

El segundo frente es dominado por otra uribista pura sangre, la Procuradora Margarita Cabello, la misma, que antes de entregar Duque el gobierno, creó una superestructura burocrática en este ente de control y que, al igual que el fiscal, agiliza o ralentiza investigaciones dependiendo de su interés político, haciendo declaraciones y comunicados, con una evidente carga política, buscando desprestigiar al gobierno Nacional.

El tercer frente es liderado, por los medios de comunicación, no todos, pero si muchos y entre ellos los más comerciales, que saben que con el poder de sus micrófonos, llegan a millones de seguidores con un guion de manipulación, agrandando o empequeñeciendo temas de actualidad, jamás habíamos tenido unos periodistas tan beligerantes como ahora; es entendible su actuar, las reformas atacan el bolsillo de sus dueños y el gobierno Petro ha eliminado la pauta publicitaria estatal, dos clavos ardientes que conlleva como contragolpe el deber de lidiar las opiniones o tergiversaciones de algunos infames periodistas que usan el poder de sus micrófonos como opositores políticos sin descaro alguno, que ante cualquier error o falla de Petro y su equipo, convierten hábilmente su lengua en veneno para los oídos de la sociedad colombiana, a los cuales no se les puede criticar, porque de hacerlo, su reacción será al estilo Neymar, “berreando” y gritando a los cuatro vientos una presunta persecución política o un abuso dictatorial.

El último frente de guerra, es el mismo de siempre, los partidos políticos tradicionales, su dirigencia y sus financiadores, que han sabido unirse con un solo fin, desprestigiar y si es posible tumbar a Petro, es que entre ellos se odian, pero Petro logro lo que tanto deseaban, tener un enemigo común; si el gobierno logra el objetivo de aprobar sus reformas, muchos de estos caimanes del dinero público, verán finalizar varios negocios que han montado con el presupuesto estatal, entre ellos tenemos al uribismo, Cambio Radical, Conservadores y muchas castas políticas a lo largo y ancho del país afines al clientelismo, que hoy, llenos de cinismo, citan discursos de ética, democracia y respeto a las instituciones, como si no supiéramos quiénes son y lo que han hecho.

Pero también debe existir espacio para la autocrítica y el responsable del crecimiento de este ambiente soez, es el mismo presidente Petro, que ha cometido errores por la inexperiencia de su equipo de trabajo, otorgándole en bandeja de plata, leños a la hoguera de la oposición, quienes esperan cualquier hilo suelto para criticar o atacar su gestión, como el caso de los viajes de la vicepresidenta, o los lamentables enfrentamientos entre miembros afines al petrismo; así mismo es deber del gobierno investigar y sancionar con la máxima responsabilidad a todo aquel funcionario que se extralimite en sus funciones o esté implicado en algún hecho de corrupción, no importa que sea de las entrañas del gobierno, como ha venido sucediendo en el caso de Armando Benedetti y Laura Sanabria, solo así llegara, un mensaje claro a la sociedad y en especial a las toldas del petrismo, que no se permitirán hechos que pongan en duda la ética del proyecto de la Colombia Humana.

Es que el objetivo de la oposición y de su persecución es claro, detener las reformas del gobierno Petro a como dé lugar. Algunos analistas piensan que Petro no debió jugársela toda, por sus reformas en su primer año de gobierno, sino irlas proponiendo, a medida que avanzaba su gestión, evitando impulsar a los ejércitos opositores en su contra, otros, por el contrario, afirman que era el momento justo y que esta pelea, apenas comienza.

Otro error de nuestro mandatario, ha sido no lograr una estrategia de comunicación que contrarreste al cartel de algunos medios de comunicación, que pueda llevar su mensaje más claro, desde la institucionalidad hacia la sociedad de a pie, tanto para sus seguidores como a aquellos que aún les creen a los medios; como si estos fueran imparciales

El siguiente factor a tener en cuenta en la aparente crisis que vive el gobierno de la Colombia Humana, hace referencia a la poca importancia que desde sus directivas nacionales han denotado para construir una estructura política en las regiones, demorando la toma de decisiones y procedimientos para determinar candidaturas que puedan ganar espacios en los diferentes órganos del poder, así mismo este gobierno ha mantenido en los puestos de las entidades públicas de su resorte a miembros directos de la oposición que desde sus cargos, dificultan la puesta en marcha del plan de desarrollo del presidente Petro.

Por último y no menos importante, un mensaje a las bases del petrismo; ya se escucha a compañeros y amigos elevar su crítica al gobierno con desaliento y decepción, No amigo, no caiga en la trampa, al gobierno Petro lo están atacando, porque las Reformas, acaban negocios y poderes ocultos financiados con dinero público, es el momento de no dudar, de emerger con apoyo incondicional y de demostrar que el cambio es real; no se dejen engañar de la mafia de los medios de comunicación, que ellos están felices en sus cuarteles, planeando el nuevo golpe y pensando en los candidatos de 2026 y si los dejamos y nos construimos un frente común, nos tumban al gobierno, como ya sucedió en Brasil, Ecuador, Bolivia y Perú, y como lo han intentado, en México, Chile y Venezuela, ellos, con ayudita del extranjero, saben lo que están haciendo, este llamado es para todos, o defendemos nuestro voto, o las mafias volverán al poder.

Por: Oscar Eduardo Mazorra Otálora – osmazorra@gmail.com

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido