¿Todo está consumado?

¿Todo está consumado?

No sé a ustedes, pero a mí sí me asalta una gran preocupación por lo que pueda suceder el domingo tras los resultados de las elecciones en primera vuelta, sobre todo si éstos no son los que vaticinan los candidatos, pero los que más me inquietan son los relacionados con Iván Duque y Gustavo Petro.

Digamos que en un escenario extremo Sergio Fajardo y Germán Vargas Lleras fueran los que pasaran a la segunda vuelta, díganme cómo sería la reacción de los inicialmente mencionados; cuál sería su respuesta a los datos, de qué manera tomarían semejante noticia, ¿la adoptarían noblemente y serían buenos perdedores?

Pero en otro caso, en el que pasaran Iván Duque y Sergio Fajardo Valderrama, cómo sería el maní ahí con Gustavo Petro, cuál sería su actitud, qué podría pasar en esas circunstancias, de qué manera tomaría Petro los resultados, a dónde acudiría, ¿habrían protestas ciudadanas de grueso calibre?

Ahora miremos otra posibilidad, que pasaran Gustavo Petro y Germán Vargas Lleras, ¡Virgen Santísima! Cómo sería el asunto si eso pasara, ¿creen ustedes que Duque aceptaría los resultados? O suponen que también habría protestas y manifestaciones públicas de rechazo a los escrutinios.

Podríamos revisar varios escenarios más, pero pienso que los únicos que aceptarían pacíficamente una derrota serían Sergio Fajardo Valderrama, Germán Vargas Lleras y Humberto de la Calle Lombana, los otros dos si no aceptarían que las cifras no les permitieran estar en la recta final o en la segunda vuelta presidencial, eso ni de fundas, pues su fuerza política ha sido notable en esta recta final.

Pero falta analizar otro escenario posible y es el relacionado con un triunfo presidencial de primera vuelta, sin posibilidades ni necesidad de ir a unas segundas elecciones, eso sí sería candente y complicado porque los que perdieran dirían que hubo fraude y se armaría un problema de gran envergadura.

Por esta situación es que me asiste una gran inquietud y la verdad es que ojalá la Registraduría Nacional actúe con responsabilidad y transparencia, pues no podríamos aceptar que se sintiera un ambiente de fraude pasadas las contiendas electorales, eso podría generar acciones por parte de los seguidores de los candidatos, muy complicadas.

De acuerdo a datos suministrados por la Registraduría Nacional del Estado Civil, en Colombia existen 36.227.267 habilitados para votar en las elecciones a la presidencia de la república, de los cuales 17.502.062 son hombres y 18.725.205 son mujeres, es decir que el futuro de nuestra nación no está en las manos de los políticos sino en las manos del pueblo, porque somos más, muchísimos más y como nada está consumado aún, pues se puede actuar en concordancia a lo que nos dicte la conciencia luego de una sana reflexión y votar por el que realmente creamos que es el mejor.

Por otro lado, es preciso que se mantenga la calma en cualquiera de las circunstancias que se presente, cualquiera de los escenarios propuestos que pudiera darse, pues nada es más importante que la vida y siendo esto así es justo mantener los ánimos sosegados.

Por: Hugo Fernando Cabrera – hfco72@gmail.com
Twitter: @Hufercao04



Ir al contenido