Tiempo de unión, adiós a las divisiones, pensemos en Neiva

Tiempo de unión, adiós a las divisiones, pensemos en Neiva

Al terminar cada año se hacen los correspondientes balances siendo este 2020 para olvidar, por cuenta de la pandemia del Covid 19 que dejó un escenario de muerte, desolación y graves efectos en la economía mundial.

En este escenario, al alcalde de Neiva, Gorky Muñoz, en su primer año de mandato y, en general, a los gobernantes del país, les tocó ‘bailar con la más fea’. Las cuarentenas (la capital del Huila fue una de las primeras ciudades en reaccionar para prevenir mayores contagios), el desempleo, el cierre de empresas y negocios y la desaceleración económica pasaron la cuenta, situando a Neiva en el primer lugar en cifras de desocupación en el país.

Aunque nadie estaba preparado para enfrentar la crisis y pese a un segmento injustificado de críticas por las decisiones de la administración municipal de preservar la salud de los neivanos sobre la economía, Muñoz se salió con la suya.

Fue calificado como el mejor mandatario nacional en el manejo de estrategias y cuidados para enfrentar el virus, según encuesta del noticiero CM&, mientras, la encuestadora Cifras y Conceptos lo situó, en la última medición, en el tercer lugar como mejor alcalde en gestión.

Por eso, como reza la frase popular “al César lo que es del César”, entonces hay que reconocer el liderazgo que ha tenido Gorky en esta crisis sanitaria y económica. Para destacar, la gestión de recursos ante el Gobierno Nacional para terminar obras inconclusas o ‘elefantes blancos’, lo que permitirá invertir millonarios recursos que aportarán a la reactivación económica de la región, a recuperar y generará empleos y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

Ha dicho que terminará, con el crédito aprobado por el Concejo por un monto de $60.000 millones y recursos nacionales, el estadio de fútbol Plazas Alcid; el Centro Materno Infantil en la Comuna 9; el Patinódromo y la sede propia para el colegio Claretiano, que, a propósito, es una de las mejores instituciones públicas del Huila y Colombia, en rendimiento académico y calidad educativa. Otro aporte será el arreglo de las vías que tanto reclama la comunidad, entre otras inversiones. Estaremos atentos a hacerle seguimiento y control ciudadano.

Pero todo no ha sido color de rosa para Muñoz. Su estilo frentero y poco diplomático, en ocasiones, le ha valido choques con algunos representantes del sector transporte y empresarial; con el grupo informativo La Nación, que no le rebaja ni una, y, por supuesto, con los contradictores políticos.

La autorización que le aprobó el Concejo para crear una empresa de economía mixta que administre y opere el alumbrado público fue también cuestionada por un sector, sin embargo, la decisión está tomada democráticamente, de cara a la ciudad. Ahora cabe esperar que arroje los resultados esperados por la gente en los barrios; eficiencia y calidad en el servicio.

En fin, despedimos un año oscuro, triste, por eso, en las dificultades que atravesamos y que nos esperan debemos unirnos, no dividirnos. Dejar atrás rivalidades mezquinas. Ya terminó la campaña política, es tiempo de enfocarnos en lo fundamental que es sacar adelante a Colombia, al Huila y a Neiva.

Feliz Navidad para todos.

Por: Fabio Gutiérrez – faguti2008@gmail.com
Twitter: @faguti2010



Ir al contenido