Sefair, el contratista candidato del gobierno nacional a la alcaldía de Florencia

Silvio Valderrama HurtadoPocas veces escribo en este blog para referirme a los aconteceres locales, sin embargo en esta ocasión resulta imperativo hacerlo, dado el nivel de evidencia que comporta una clara vulneración de los derechos legales y constitucionales que aparecen en un discurso político de un candidato confesamente afecto al gobierno nacional, muy a pesar de la declaración pública del presidente Santos, afirmando categóricamente que su gobierno no tiene candidatos a corporaciones públicas; no obstante por lo menos en Florencia un candidato afirma ser el candidato del vicepresidente de la República (Fuente: Programa Radial de la mañana del 14 de Septiembre en la Emisora Cristalina Estereo: Dial 101.1 F.M.)

Quiero empezar haciendo el análisis de dos situaciones  que comportan asuntos problemáticos, el primero de ellos es de orden legal, el otro es de orden moral:

…pero lo que diferencia nuestra candidatura es el aval ciudadano ynuestra capacidad de gestión…otras campañas prometen muchas cosas pero piensan que lo pueden lograr con los recursos propios, eso es engañar a la gente, nosotros lo haremos con gestión de recursos del orden nacional, esto ya lo he demostrado, más de 80 mil millones en los últimos tres años para nuestro departamento.

La anterior afirmación categórica e imperativa sin duda comporta un desafío al Estatuto General de la Contratación Pública y al Código Disciplinario Único. Esta afirmación la sustento en las preguntas que surgen después de tales argumentos expuestos de viva voz por el candidato de origen Libanés Juan Carlos Sefaír:

  1. De qué manera en un Estado Social de Derecho que ofrece seguridad jurídica a sus ciudadanos, a los empresarios y a los entes territoriales, un particular, que funge como contratista, puede gestionar recursos del orden nacional y a su vez contratar los mismos? , esto atendiendo la información que brinda el portal Colombia Compra Eficiente y que da cuenta de una contratación similar por parte del Grupo Empresarial Líbano, al que perteneció el ciudadano colombo-libanés Juan Carlos Sefaír y del cual hizo parte como accionista hasta poco antes de inscribir su candidatura.
  1. En qué orden está la transparencia  y las garantías propias de un Estado de Derecho cuando públicamente se admite por parte de un particular que tiene la capacidad de direccionar recursos públicos hacia obras en los entes territoriales que luego terminan  siendo contratadas por su Grupo Empresarial?
  2. De ser cierto que el ciudadano colombo-libanés al que nos referimos aquí ha logrado gestionar más de 80 mil millones y evidentemente de acuerdo con el portal Colombia Compra Eficiente, ejecutar gran parte de esos recursos, ¿Cuál es el impacto de estas inversiones para la región o donde se invirtieron para potenciar el desarrollo del Caquetá?. ¿A dónde han ido a parar las utilidades de esta astronómica cifra?
  3. En un ejercicio matemático simple y siendo pesimistas respecto de la renta de la contratación de obra civil podemos hablar de un 20% sobre los 80 mil millones, lo que nos da unos 16 mil millones en utilidades y esperaríamos los florencianos, ateniéndonos a las palabras del mismo ciudadano colombo-libanés, que tales recursos se quedaran en el Caquetá, sin embargo cabe la posibilidad por su condición de doble nacionalidad que parte de estos recursos hayan ido a parar al país de origen paterno, El Líbano y de ser así, desearíamos que por lo menos se invirtieran en causas nobles distintas a las de Hezbolá.
  4. La conexión entre la gran cantidad de recursos que afirma el ciudadano colombo-libanés y candidato a la alcaldía de Florencia Juan Carlos Sefaír que ha gestionado y efectivamente ejecutado el Grupo Empresarial Líbano coincide con el musculo financiero demostrado en su campaña rosa que en poco tiempo recogió las firmas necesarias para avalarse recorriendo con ejércitos de mujeres y hombres las calles de la ciudad en momentos en que los demás candidatos legalmente no lo podían hacer. ¿Acaso no es evidente el nexo entre la gestión y ejecución de recursos del orden nacional con la potenciación de una campaña cuyo candidato se ufana de ser amigo del gobierno nacional? ¿Es esto correcto en un Estado Social de Derecho en el que todas las fuerzas políticas se encuentran en igualdad de condiciones en medio de una ciudad que alcanza el 13.4% de ciudadanos en condición de desempleados según cifras del DANE?
  5. ¿Es moralmente correcto que mientras un ciudadano colombo-libanés y su Grupo Empresarial Líbano se gana en utilidades ejecutando recursos del Estado colombiano al menos16 mil millones de pesos, haya hoy 32 mil Florencianos sin empleo y se los quiera convencer al parecer con parte de esos recursos para que voten por el candidato del gobierno nacional? ¿No es esto una ofensa a los principios elementales de la solidaridad humana y de la equidad?

Nosotros hemos recibido el apoyo del partido del doctor Germán Vargas Lleras”… “…de nada nos serviría escoger un alcalde de un partido de oposición que indudablemente nos cerraría las puertas al municipio de Florencia a poder ingresar a los recursos del orden nacional que son necesarios para los megaproyectos que se requieren para que Florencia sea un municipio ordenado…”

Las afirmaciones anteriores son complementarias. Primero que el partido del vicepresidente apoya su candidatura, lo que desde luego es evidente y no resulta problemático, sin embargo seguidamente es preciso el candidato colombo-libanés al decir que si los florencianos  votamos por un candidato de un partido de oposición no habría duda que a nuestro municipio se le cerrarían las puertas para la gestión de recursos del orden nacional necesarios para los megaproyectos que Florencia requiere. De lo anterior se coligen varios cuestionamientos:

  1. ¿El gobierno nacional tienen o no tiene candidatos a las corporaciones públicas? De acuerdo con esta afirmación del candidato Sefaír es evidente que sí tiene candidatos.
  2. ¿Qué tan aceptable es en un Estado Social de Derecho en el que todas las entidades territoriales tienen por precepto constitucional y legal igualdad de derechos y deberes, el que a los gobernantes territoriales y locales de los partidos de oposición se los excluya de los recursos del orden nacional por el hecho de pensar diferente, al mejor estilo de los gobiernos fascistas y de estados dictatoriales? Uno de los derechos fundamentales que viene trabajando el gobierno colombiano en el marco de lo que llama el proceso de paz es el Estatuto de la Oposición y que los candidatos del gobierno nacional se dirijan a la ciudadanía con expresiones  intimidantes sobre la oposición como si nos rigiéramos por un estado totalitario, deja muchas dudas respecto de la forma como nos reconciliaremos los colombianos, especialmente en una de las capitales estratégicas del post conflicto y de que tan en serio está hablando de paz del gobierno nacional.
  3. ¿Qué tan bien le ha ido a Florencia en la presente vigencia con un gobernante del mismo partido del presidente de la república? Es evidente para los florencianos que no basta con ser amigo del gobierno y el mismo candidato colombo-libanés lo sabe por su exitosa contratación en el municipio de San Vicente al lado del alcalde del Polo Democrático Domingo Emilio Pérez quien abiertamente representa un sector de la oposición y en el municipio de Cartagena del Chairá con un alcalde del Partido Conservador que por lo menos no ha pertenecido a la Unidad Nacional.

La intervención del candidato a la alcaldía de Florencia, el ciudadano colombo-libanés Juan Carlos Sefaír, es por lo menos digna de una indagación preliminar por parte de los entes de control, fundamentalmente por la confesa intervención de un particular en la gestión de recursos públicos y su posterior ejecución a través de su Grupo Empresarial Líbano, lo que a las claras deja ver que existe una alta probabilidad de que no haya transparencia en los procesos contractuales de muchos de los recursos del orden nacional, fundamentalmente del Sistema General de Regalías, pero además porque deja muchas dudas sobre los niveles técnicos del Departamento Nacional de Planeación y del Organismo Colegiado de Administración y Dirección-OCAD en la aprobación de estos proyectos de inversión.

De acuerdo con la confesión pública del candidato ya mencionado, es claro que las utilidades de los recursos del Sistema General de Regalías aprobados en el OCAD y otros provenientes de diversos sectores del gobierno nacional, están alimentando la campaña rosa a la alcaldía de Florencia, generando un claro desbalance en las reglas del juego porque se rompen los topes de inversión autorizados por la ley para las campañas electorales, pero al final la solución probablemente sea recurrir a la doble contabilidad.

El mayor desafío que la propuesta rosa tiene para Florencia es poder explicarnos cómo el candidato del partido del vicepresidente de la república, el doctor German Vargas Lleras ha podido tener con su Grupo Empresarial estas utilidades tan grandes por cuenta de la gestión que el mismo nos ha contado y de qué manera los 32 mil florencianos y florencianas desempleados van a asimilar que tal campaña representa el cambio cuando muy al contrario de lo que creíamos el desempleo se disparó en medio de la bonanza de las regalías petroleras, especialmente ahora que la bonanza ya pasó y más aún, de qué manera tenemos que  celebrar este fracaso social cuando el mismo candidato colombo-libanes nos dice que si votamos por partidos de oposición al gobierno nos van a castigar más de lo que ya estamos: es decir que si siendo amigos del gobierno como lo es hoy el gobierno local tenemos un desempleo del 13.4%, indignándonos volveríamos a los históricos desempleos del 2002 y para evitar eso tenemos que seguir aplaudiendo la política social de este gobierno eligiéndolo a él como el salvador muy a pesar del Estado Social de Derecho y de la transparencia en la contratación pública en claro desafío a nuestro  ordenamiento jurídico y a nuestro Código Disciplinario Único.

En ese orden pienso que la moral pública es expulsada de la plaza pública, la vergüenza social se ha perdido, la indolencia se ha apoderado de muchas campañas y dirigentes, haciendo carrera un neofacismo fundado en intereses de grupo, sin sentir el más mínimo asomo de solidaridad por 32 mil florencianos desempleados y a los que se utiliza como punta de lanza para ganar las elecciones a punta de prebendas conseguidas con una bonanza como la del petróleo y que ahora pretende mantener en el poder a quienes dilapidando lo público quieren hacer carrera vanagloriándose de su capacidad para sobreseer la ley y el Estado Social de Derecho.

Por: Silvio Valderrama Hurtado – silviocaqueta@gmail.com
Doctorando en Estudios Políticos – Universidad Externado de Colombia

TSM Noticias
ADMINISTRATOR
PROFILE