Roa Florhuila, sancionada con multa de 33 mil millones de pesos

949 views
6 mins read

BOGOTÁ.  La Superintendencia de Industria determinó que incurría en competencia desleal por dar descuentos a distribuidores pero exigir mantener el precio al consumidor.

Se trata de sanciones contra productores de arroz y directivos que influenciaron a intermediarios para que no trasladaran al público los descuentos que les dan a algunos comercializadores, y que también es una forma de restricción a la libre competencia.

El superintendente de Industria y Comercio, Pablo Felipe Robledo, acogió un informe motivado del superintendente delegado para la protección de la competencia, Germán Baca, el cual le recomendó sancionar a Molinos Roa y Molinos Florhuila por violaciones a la libre competencia en la modalidad de influenciación de precios, pues prohibieron trasladar a los consumidores finales los descuentos dados en la cadena de comercialización y distribución del alimento.

La SIC inició la investigación sobre el tema en el 2011, y en el 2012 formuló pliegos de cargos contra productores de arroz por dicho asunto.

En concreto, la entidad sancionó a la Organización Roa Florhuila, Aníbal Roa Villamil, Hernando Rodríguez Rodríguez, Edgar Gaviria Herrera y Pablo Gutiérrez Uribe, por violaciones al régimen de protección de la libre competencia, al haber influenciado a otros agentes del mercado en los canales de distribución y comercialización los precios de venta o al consumidor final.

Según la entidad, se consideran como actos anticompetitivos los relativos a influenciar a una empresa para que incremente los precios de sus productos o con el fin de que desista de su intención de rebajar los precios.

“Después de haberse agotado todas las etapas previstas en la ley para adelantar las investigaciones por infracciones al régimen de libre competencia, recibir el informe motivado del superintendente delegado para la protección de la competencia recomendando sanciones y escuchar, en el mismo sentido, la recomendación del consejo asesor de competencia, se impone, entre otras, una multa a la Organización Roa Florhuila por 32.218 millones de pesos”, dice la resolución 16.562 del 2015.

La Organización Roa Florhuila aseguró, mediante un comunicado, que nunca ha pactado los precios del arroz ni ha hecho alianzas que perjudiquen tanto a los consumidores como a la competencia.

”Reitera que nunca ha hecho pactos de precios con sus competidores para crear distorsiones que perjudiquen a los consumidores o alianzas que atenten contra la competencia abierta y legal, como en forma malintencionada se ha querido informar al país”, indica el comunicado.

Asimismo afirmó que aún no ha sido notificada sobre la millonaria sanción de la Superintendencia de Industria y Comercio que le fue interpuesta por influenciar los precios de venta de arroz.

La Organización resaltó que se enteró de la sanción a través de los medio de comunicación, y que por esto no hará declaraciones hasta tanto una  notificación personal en la que se conozca la resolución.

«Mal  haría (la compañía) en formular declaraciones sin haberse surtido el trámite establecido en las normas que rigen la materia y cumplido el debido proceso que consagra la ley”, indica la comunicación de la empresa arrocera.

Resalta que el monitoreo permanente a los precios y canales de distribución del arroz es un aspecto en el que tienen responsabilidad y obligación, por lo que <i>”es y seguirá siendo su compromiso ético y social, así como la determinación del precio al cual entrega sus productos para que lleguen al consumidor”.

Asimismo aclara que es «imposible” tener el total «control del mercado y los precios”, ya que la organización Roa Florhuila tiene más de 3.500 productores «que entrega a 5.400 clientes de los diferentes canales y diez distribuidores que atienden a más de 400.000 tiendas en el territorio nacional”.

La Superintendencia de Industria y Comercio sancionó este martes a la Organización Roa Florhuila y 4 altos directivos, con una multa que suma 33.800 millones de pesos, por influenciar los precios de venta de arroz al consumidor desde 2005.

El superintendente, Pablo Felipe Robledo, explicó que la organización obligó a los distribuidores y comercializadora del grano no trasladar descuentos a los consumidores y controlar artificialmente los precios en Colombia.

«Para hacer que se cumplieran sus instrucciones Molinos Roa y Molinos Florhuila advertían represalias comerciales para distribuidores y comercializadores, tales como la terminación o suspensión de los suministros de arroz», señaló.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido