Regresivo centralismo de nuestras regalías

638 views
4 mins read

Érase una vez un Estado colombiano en donde se profesaba aireadamente y victoriosamente el éxito de un estado unitario descentralizado con la promulgación de la Constitución de 1991, que garantizaba unas entidades territoriales que gozarían de autonomía para la gestión de sus intereses, con las potestades para gobernarse por autoridades propias, para ejercer las competencias que les correspondan, administrar los recursos y establecer los tributos necesarios para el cumplimiento de sus funciones y participar en las rentas nacionales.

Lamentablemente debo comentarles a ustedes respetados lectores, que día a día nos están la usurpando de las autonomías territoriales de nuestros municipios y departamentos, producto del vil centralismo de este deslegitimado gobierno nacional, quien lograre en contubernio con el Congreso de la República concentrar más el Sistema General de Regalías.

Ya nos habían dado un golpe a la yugular fiscal y territorialmente de nuestras regalías, toda vez en el 2011 cuando nos despojaron a los territorios productores de petróleos, con el cuento chino de la equidad, donde se les entregó a otras entidades territoriales un porcentaje por igual entre estos y no productores

Pero la gota que robosó la copa, se dio con la reglamentación del Acto Legislativo 05 del 26 de Diciembre de 2019, que modificó el Sistema de Distribución de las Regalías Petroleras en el país, bajo la convicción de que era necesario devolver al menos en parte los derechos que naturalmente deben tener las regiones productoras.

Con esta reciente Ley reglamentaria aprobada retornamos a la vil centralización, toda vez que las regalías que deberían ser de las regiones y estar en los presupuestos de cada municipio y Gobernación, son manipuladas, ya que se sigue manteniendo con un presupuesto paralelo, donde el Gobierno Nacional aprovechó para seguir interviniendo sobre estas, centralizando las decisiones a nivel del Departamento Nacional de Planeación que actúa como filtro, en la mayoría de casos como talanquera, siendo esta medida considerada como regresiva.

No obstante, debo resaltar que hubo aspectos positivos tras la reforma, ya que el Huila considerado como un departamento productor de minerales e hidrocarburos,  pasará de percibir más de $64.000 millones a aproximadamente  $135.734 millones en regalías directas para el 2021 y 2022. En el caso de Neiva, que para la vigencia 2020 recibió cerca $6.500 millones y que con el aumento 25%, en el 2021 ascendería a $14.000 millones aproximadamente.

Finalmente, en nuestro territorio no nos queda sino defender nuestras autonomías territoriales, ya que depender del gobierno nacional es una idea irreverente, por no decir que risible, toda vez, estos próceres que solo se les ve en épocas de las presidenciales. Y mientras tanto nosotros en el Huila. –“bien, gracias”-, elegimos al Presidente Duque con una arrolladora votación y en materia de inversión como dicen los abuelos “nanay cucas”.

Por: Alejandro Serna Serna –
Twitter: @AlejandroSernaS

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido