¿Qué es el voto útil?

406 views
4 mins read

Hugo Fernando Cabrera OchoaHace unos años, recién llegado a vivir a esta hermosa ciudad, sentado frente a mi hermana mayor, una de mis consejeras espirituales; me autocriticaba por algo que había ocurrido a raíz de una equivocación mía y lamentaba con gran congoja el error y sus consecuencias.

Como siempre, recibí una voz de aliento y recuerdo perfectamente una frase que jamás olvido y que cito constantemente frente a conocidos con los que logro conversar y están en proceso de construcción personal y sienten perder el aliento o el ánimo de continuar luchando con persistencia.

Ella me señalaba algo así: “Cuando nos encontramos en proceso de formación, desde todo punto de vista, debemos ser conscientes que no somos producto terminado y entendiendo esto como tal, es importante comprender que cada día surge una nueva oportunidad de transformar nuestra vida positivamente”, reflexión esta que siempre he llevado conmigo para considerar que solamente el día que Dios llame por nosotros, ese día por fuerza mayor debemos dejar de tratar de mejorar y corregir nuestros errores; es una oportunidad que nos otorga el estar vivos.

Por fin llegamos al esperado día de elecciones, la tan anhelada y compleja hora de la verdad, fecha en la que el pueblo elegirá entre una nutrida baraja de opciones al gobernador, alcaldes municipales, diputados, concejales y ediles, todos ellos con un sueño de alcanzar un escaño y ser piezas fundamentales para coadyuvar en la construcción de un territorio más próspero y con oportunidades para todos.

Todos los candidatos son seres humanos de carne y hueso, individuos que están en proceso de construcción y formación profesional y humana; todos con cualidades y defectos; todos sin excepción con una aspiración férrea de lograr su objetivo; cada uno con un discurso que expone sus intenciones y unos equipos de campaña que añoran ver ganar a su líder para poder compensar los meses de campaña y de trabajo.

Los aspirantes a los cargos de elección popular han buscado por todos los medios convencer al electorado para que sufraguen a su favor, tratando de vender una imagen que cautive, que enamore y que atraiga, para llegar triunfantes a la meta; pero es importante saber que ninguno es producto terminado, que ninguno es el dueño de la verdad revelada y que ninguno es el enviado de Dios a la tierra. Todos sin excepción, hombres y mujeres inscritos, son personas en búsqueda de una oportunidad para su vida individualmente, con ánimo de servir o de surgir.

Así que el voto útil es el voto de todos los electores; el voto que aporte para elegir al que cada quien quiera apoyar y respaldar y al que consideren la mejor opción para su departamento, su municipio o su comunidad. Todos son personas en proceso de crecimiento y consolidación.

Por: Hugo Fernando Cabrera Ochoa – hfco72@gmail.com

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido