¿Por qué fracasamos en adquirir nuevos hábitos?

1372 views
4 mins read

Se acerca el fin de año y como de costumbre analizamos y recapitulamos si cumplimos con todos aquellos propósitos y objetivos que habíamos prometido al finalizar el 2022.

Muchos se lograron y otros quedaron como siempre esperando y quizás susurrándonos que volvimos a fracasar.

Los hábitos juegan un papel fundamental en nuestra vida cotidiana. Son rutinas automatizadas que determinan gran parte de nuestras acciones y decisiones diarias. Desde comer saludablemente hasta hacer ejercicio regularmente o ser más productivos, todos tenemos metas de hábitos que queremos adquirir, pero lamentablemente, muchos de nosotros fracasamos en el intento. ¿Por qué sucede esto?

En primer lugar, el fracaso en adquirir nuevos hábitos puede deberse a la falta de claridad en nuestros objetivos. Muchas veces, establecemos metas vagas como «quiero ser más saludable» o «debo ser más organizado».

Estas metas carecen de especificidad y no proporcionan un camino claro para el cambio. Para tener éxito en la adquisición de hábitos, es crucial definir metas específicas y medibles. Por ejemplo, en lugar de decir «quiero ser más saludable», podrías decir «quiero comer cinco porciones de frutas y verduras al día».

La falta de motivación también es un obstáculo común para adquirir nuevos hábitos. Si no estamos intrínsecamente motivados o no vemos una recompensa clara en el cambio de hábito, es probable que abandonemos el proceso rápidamente.

Para superar esto, es importante identificar el por qué detrás de la adquisición del hábito. ¿Cómo te beneficiará personalmente? ¿Qué impacto tendrá en tu vida? Tener respuestas sólidas a estas preguntas puede aumentar tu motivación y compromiso.

La impaciencia es otro factor que contribuye al fracaso en la adquisición de hábitos. Muchos esperan resultados inmediatos y se rinden cuando no los obtienen. Los hábitos requieren tiempo y consistencia para arraigarse en nuestra rutina diaria. Establecer expectativas realistas y estar dispuesto a ser paciente es esencial para superar este obstáculo.

La falta de autocontrol y la tendencia a ceder ante las tentaciones son otros problemas comunes. En un mundo lleno de distracciones y gratificaciones instantáneas, mantenerse enfocado en la construcción de un nuevo hábito puede ser todo un desafío. Una estrategia efectiva para contrarrestar esto es eliminar o reducir las tentaciones y crear un entorno que favorezca el hábito deseado.

Por ejemplo, si estás tratando de reducir el consumo de azúcar, elimina los alimentos azucarados de tu despensa.

La falta de planificación y seguimiento también puede llevar al fracaso en la adquisición de hábitos. No tener un plan sólido y no hacer un seguimiento de tu progreso puede hacer que te desvíes fácilmente de tu objetivo.

Para solucionar esto, es importante establecer un plan claro y llevar un registro de tu avance. Puedes utilizar aplicaciones de seguimiento de hábitos o llevar un diario para anotar tus logros y desafíos.

Que el 2024 esté lleno de paz, amor, tranquilidad, familia y mucha paciencia para construir nuevos hábitos.

Un feliz año.

Por: Adonis Tupac Ramírez Cuéllar – adonistupac@gmail.com
Twitter: @saludempatica

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido