¿Petro o Duque?

849 views
3 mins read

Los resultados electorales en la consulta presidencial certificados en las urnas, marcan un derrotero o visión de lo que pueda ocurrir en primera vuelta, en cuanto a elección del próximo Presidente de Colombia.

Los protagonistas de dicha consulta estaban confrontándose al interior de colectividades afines, no era una confrontación entre Petro y Duque, como lo ha querido hacer ver la prensa, propiedad de las multinacionales.

Iván Duque, Marta Lucia y Ordoñez arropados con la imagen del ex presidente Uribe, con el costal lleno de dinero y con estructuras políticas regionales integradas por senadores, representantes, diputados, concejales, ediles, gobernadores y alcaldes, una poderosa maquinaria de contratistas más la burocracia ocultada en el sector oficial, y la “gran” prensa de las multinacionales echando incienso  a los candidatos de extrema derecha y estiércol a la campaña de la izquierda democrática. Votos: Iván Duque: 4.031.296 – Marta Lucia Ramírez: 1.536.548 – Alejandro Ordoñez: 384. 217  boletín 82.

Petro y Carlos Caicedo amparados en el voto de opinión, sin dinero, sin senadores, sin representantes, sin gobernadores, sin alcaldes, sin diputados, sin concejales, sin burocracia y respaldados por un mínimo mediático, representado en redes sociales, porque la “gran” prensa, estuvo todo el Tiempo, toda la Semana, en la otra esquina repartiendo incienso y estiércol. Votos: Gustavo Petro: 2.846.498 – Carlos Caicedo: 514.581 boletín 82.

Habrá segunda vuelta y muy seguramente entre Duque y Petro. Será una gran batalla en medio de una gran polarización, en donde dos fuerzas totalmente opuestas se confrontan.

En una esquina Duque arropado con la imagen de Uribe, con el apoyo de la burocracia oficial regional: alcaldes, gobernadores, empleados oficiales, contratistas con todo el dinero posible, con el apoyo de la “gran” prensa propiedad de multinacionales y sus monopolios infundiendo miedo.

Con el apoyo adicional del 85% de los recién elegidos congresistas, que la mayoría compraron su elección o reelección, defendiendo sus privilegios, buscando que nada cambie para poderse robar la salud de los colombianos a través de las EPS y la plata del PAE (programas de alimentación escolar), robarse los recursos públicos, sin recibir el mínimo de castigo.

En la otra esquina el país nacional liderado por Petro. Un país indignado, cansado, hastiado de la corrupción y la violencia. Un país que pide a gritos los grandes cambios. Un país que se cansó de ver como unos pocos se vuelven ricos con dineros del erario público, mientras la mayoría se debate en medio de la pobreza y la miseria.

Por: Miguel Rodríguez Hortúa – miguel.rh12@hotmail.com

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido