¿Pensando en retirar sus cesantías? Recomendaciones de DataCrédito Experian para darle un buen uso si piensa acceder a crédito hipotecario

502 views
6 mins read

Las cesantías se pueden aplicar al crédito hipotecario haciendo un abono a capital para reducir el plazo (la cuota permanece igual y el tiempo del crédito disminuye) o un abono a la reducción de la cuota (la cuota disminuye y el tiempo del crédito sigue igual).

A más tardar el 14 de febrero 2024, las empresas deben consignar las cesantías a los trabajadores, una prestación social que se recibe de forma anual, como un ahorro que fortalece la economía personal y acerca a los beneficiarios a tener mayores posibilidades para obtener vivienda, realizar estudios o tener un soporte en caso de desempleo.

Si bien, cualquier trabajador puede retirar sus cesantías ahorradas en cualquier momento del año, la consignación de este ingreso llama la atención de los trabajadores para acceder a nuevas posibilidades de crédito, especialmente de hipoteca.

Según la Federación de Lonjas de Propiedad Raíz (Fedelonjas), el 53,9 % ($4,9 billones) de las cesantías retiradas durante el 2023 se destinaron a proyectos relacionados con la vivienda: $2,74 billones se solicitaron para mejoramiento y $2,16 billones para la compra de un nuevo techo.

A la hora de acceder a un crédito hipotecario, es importante tener en cuenta que siempre se debe aportar una parte como cuota inicial, ya que ningún crédito es desembolsado por el 100% del valor del inmueble.

En este punto, las cesantías juegan un papel fundamental, pues este ahorro le ayudará a conseguir el valor restante de recursos que necesita para empezar con la cuota inicial de su crédito.

“Las cesantías se posicionan como una herramienta versátil de inversión en el mercado inmobiliario, pues se pueden utilizar para fines específicos como: compra de vivienda usada o de lotes, construcción en lote propio o del cónyuge, ampliación o mejora de la propiedad, pago de hipotecas o impuestos relacionados con la vivienda, y la adquisición de inmuebles sobre planos.” explica Jacob Sandberg, Gerente de MiDataCrédito.

En este contexto, DataCrédito Experian entrega las siguientes recomendaciones para utilizar de manera responsable las cesantías si está pensando en solicitar un crédito hipotecario:

  1. Conozca su historia de crédito: No olvide consultar su historial de crédito para conocer sus alternativas financieras. Es importante cumplir con este punto, pues será uno de los requisitos que las entidades financieras revisarán cuando se radique una solicitud. En caso de tener obligaciones en mora es importante ponerse al día rápidamente previo a la solicitud del crédito hipotecario. Puede ingresar a Mi DataCrédito (midatacredito.com) para tomar decisiones con base en su puntaje de crédito y acceder a las recomendaciones de financiación que hace la página.
  1. Recuerde no exceder su capacidad financiera: Una vez haya tomado la decisión de acceder al crédito hipotecario, lo más importante a la hora de adquirir una nueva inversión es que no exceda su capacidad financiera. Recuerde que las cesantías son una ayuda, sin embargo, asegúrese de tener un plan de pagos mensuales para no cargarse con obligaciones insostenibles a largo plazo.
  1. Esté al día con sus obligaciones y documentos: Identifique el estado actual de su puntaje crediticio y conozca las variables que le permitirán llevar un mejor control de sus finanzas (morosidad actual, nivel de endeudamiento, cantidad de productos abiertos, entre otros). También, tenga actualizados documentos como la constancia de ingresos, certificado de estado civil y documentos personales y bancarios, ya que los necesitara para empezar el trámite de solicitud.
  1. Apóyese en las entidades financieras: Solicite a la entidad financiera una proyección de pagos del crédito hipotecario de forma que tenga un estimado de ese pago que debe hacer mensualmente y pueda tener un presupuesto de ingresos y egresos adecuado. Además, puede apoyarse en los simuladores que ofrecen para tener una aproximación del monto que podrían prestarle y si este es acorde al valor de la vivienda.

“Tomar la decisión de retirar las cesantías y más si se está pensando en adquirir un crédito hipotecario, no debe ser tomada a la ligera. Lo fundamental para el trabajador es que se prepare financieramente para manejar esta nueva obligación y organice un plan de pagos que no afecte sus finanzas, empezando por la cuota inicial. Conocer el historial y el perfil crediticio ayudará a que la persona tome mejores decisiones de inversión y sepa qué alternativas tiene para adquirir un nuevo inmueble.” concluye Jacob Sandberg, Gerente de MiDataCrédito.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido