¿Ovejas negras o verde oliva?

451 views
3 mins read

En los últimos días la ciudad de Neiva se ha convertido en un foco de delincuencia, en donde cada hora un ciudadano o un negocio; denuncian que han sido víctimas de hurto, la mayoría de las veces intimidados con arma de fuego, lo que pone en serio riesgo la vida de los afectados.

La sensación de inseguridad en Neiva, es cada vez es mayor. Los neivanos ya no creen en la institucionalidad de la autoridad.

Vale recordar, que lo sucedido tras las protestas sociales, donde se vieron en realidad casos donde realmente fue necesaria la intervención de la fuerza pública; pero en muchas otras ocasiones claramente se notaron acciones donde abusan totalmente, soportados en un uniforme; el cual ya genera es miedo y cero confianza.

Y es que no tengo nada en contra de la institución policial, como en todo lado existen manzanas podridas; y es que las acciones indebidas no se pueden tapar con un solo dedo; pero tampoco pueden pretender que con capturas a por doquier, van a generar esa confianza perdida en la ciudadanía.

Como diría mi amigo Lozano en una conversación muy amena y que por cierto es un contradictor de la derecha al cien por ciento; “que en ninguna parte del mundo las estadísticas delictivas se reducen a cero y es imposible tener un policía en cada esquina”, entonces será que nosotros debemos ser los responsables de nuestra seguridad desde lo social y lo comunitario.  Esa es la pregunta del día diría Pacheco.

Sin darle mayor importancia, se tuvo que esperar que se dieran una gran cantidad de robos en las últimas horas para tomar determinaciones que ayuden a mejorar la seguridad. ¿Será que, con más guardas de tránsito, quitando motos a montón, reducirán los índices de robo? ¡Amanecerá y veremos!

Ahora a esperar que con las nuevas medidas que han tomado desde la administración municipal den los resultados anunciados. Como diría mi abuela: Pan y garrote pa’l pueblo.

Por: Camilo Barbosa Jiménez – cristianbarbosa92@gmail.com
Twitter: @camilobarbosa92

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido