Oportunidades para iniciar un propósito en el 2021

Oportunidades para iniciar un propósito en el 2021

Si una persona tiene 15 años, con una expectativa de vida de 80 años, tendría por lo menos 65 años para crecer, aprender y ser mejor. Si un atleta olímpico, se prepara durante 4 años para lograr la medalla de oro y lo logra, esto significa que si nosotros queremos cambiar, ser los mejores en algo, tenemos 16,25 oportunidades para iniciar un propósito y conseguirlo con éxito, si se entrena durante los cuatro años, por 1456 días, durante 8 horas diarias, sería 11,468 horas de trabajo, o mejor 698.880 minutos para lograr esta meta. Si así lo hacemos, muy seguramente podríamos lograr lo que queramos, desde hablar otro idioma, ser un escritor, manejar un tipo de vehículo, pintar, cantar, bailar, cocinar, ser un conferencista, un empresario, en fin, lo que uno se proponga, si dedicamos con disciplina y constancia nuestro tiempo a este objetivo tendremos un futuro asegurado de éxito.

Cabe entonces preguntarse ¿Qué hace que no lo hagamos? ¿Por qué existen personas exitosas? y otras que parecen que el sol no les alumbra ¿Qué sucede? En 1997 pase por una crisis muy difícil, había logrado hacer algo muy importante para muchos, pase por méritos a la universidad a la carrera de derecho, de 200 personas solo pasaban 45 y ocupé el 3 puesto, pero tenía un problema muy grande; Primero no tenía como pagar el semestre de la universidad (Cien Mil Pesos, $100.000 o $29,24 dólares de hoy) pero además, no tenía como pagar los alimentos, ni en donde vivir, pues mi familia era numerosa y mi padre había tenido un accidente que lo dejó en situación de discapacidad en un 60% de su cuerpo y mi madre tenía que responder por mis otros 2 hermanos, que estaban iniciando su ciclo estudiantil.

Un día antes de ingresar a la Universidad se acercó un amigo a felicitarme pues en un pueblo como Algeciras, asediado por el conflicto armado interno, pasar a la Universidad es un gran logro, él me comentó que había conseguido una oportunidad de trabajo en un municipio y que tenía un problema grave, pues su esposa que vivía un una casa grande que él tenía en Neiva, estaba sola y que le preocupaba dicha situación, yo sin pensarlo le dije que yo me encargaría de acompañarla y que él me ayudara, pues precisamente estaba buscando donde vivir. El tema de la matrícula lo resolví, trabajando pintando casas y logré conseguir el dinero.

La vida se encarga de traer a tu puerta la solución a los problemas. Yo ya había trazado la meta de ser abogado y Dios con su infinita bondad, me dirigió, para que estas personas me ayudaran en tan crucial momento, por ello, es pertinente que una de las primeras cosas que debemos hacer es definir una meta, resolver la pregunta de ¿Qué es lo que quiero ser? Creo que para responder esta pregunta es esencial que consideremos primero que eso que queremos ser, nos haga felices, segundo, que haciéndonos felices, podamos vivir de ello y tercero, que eso que definamos ser, nos permita ayudar a los demás, pues es claro que sin caridad (Sentimiento o actitud que impulsa a interesarse por las demás personas y a querer ayudarlas, especialmente a las más necesitadas) no hay salvación (De acuerdo a la doctrina de Jesucristo), debemos por ello, definir un propósito y trabajar diariamente para alcanzarlo pues cada minuto cuenta.

Definir la meta, establecer ese propósito de vida orientado a que nos haga felices, podamos vivir de ello y que nos permita ayudar a los demás depende de una planeación clara, por esto, es esencial establecer un plan de vida, que señale los objetivos, las metas y las actividades que tendré que hacer diariamente para lograrlo. Hace 15 años hice el ejercicio, quería ser doctor en derecho, escribir varios libros, trabajar en la universidad, comprar mi casa, mi carro, tener una empresa, casarme, tener tres hijos, ayudar a mi familia, en especial a mi madre y padre y hermanos a quienes les debo lo que soy y ser una persona influyente en la opinión pública en materia de gobierno y educación, entre otros temas.

Hoy luego de 10 años de trabajo, me gradué con honores de la mejor universidad del país como doctor en derecho, me van a publicar la tesis doctoral en la editorial de la Universidad Nacional de Colombia, soy orgullosamente docente de planta de la Universidad Surcolombiana, creamos con mi esposa el Centro de Estudios Internacionales World`s Key, un empresa con la que queremos ayudar el proceso de internacionalización de la Región Surcolombiana y promover formación integral a niños, niñas, adolescentes y adultos, tengo una hermosa familia con mi esposa Tania Solange y mis tres hijos Santiago, Simón y Emmanuel, tuve la oportunidad de servir a mi ciudad como Secretario de Gobierno y Convivencia y Como secretario de Educación galardonado como uno de los mejores del país. Nada de esto fue al azar, el trabajo constante, la disciplina y la fé, fueron claves para que todo ello ocurriera y puedo decir con tranquilidad que la vida me ha dado la oportunidad de ayudar a muchas personas y no hay nada que me guste más que servir a la sociedad, todo ello producto de una meta clara y de un trabajo constante, o como dice el refrán “a Dios orando y al mazo dando”.

Luego de esta impresionante experiencia de la pandemia y comenzando el 2021, es muy importante que revisemos lo que está mal, que potencialicemos lo que está bien y sobre todo que nos fijemos metas precisas, por eso como diría el gran poeta Ruso, León Tolstoi “Todo el mundo piensa en cambiar a la humanidad, pero nadie piensa en cambiarse a sí mismo”, debemos dar el primer paso llenarnos de ganas, de lograr nuestro propósitos y de aprovechar esa oportunidad que nos da la vida de poder reinventarnos, en fin, nada ni nadie podrá hacer por nosotros lo que estamos llamados a hacer ¡Ánimos este mundo es nuestro! y como diría Paulo Cohelo, “cuando uno persigue un sueño el mundo conspira para que lo logremos”. Feliz año 2021, para todos y que Dios les bendiga en abundancia.

Por: Alfredo Vargas Ortiz[1] alfredo.vargas@usco.edu.co
Twitter: @Alfredovargaso

[1] PhD, MD, Universidad Nacional de Colombia, Abogado U. Surcolombiana, Docente de Planta USCO, Director grupo de Investigación Derecho Internacional y paz. Director Ejecutivo Centro de Estudios Internacionales World`S Key www.worldskey.com.  E-mail alfredo.vargas@usco.edu.co, Twitter @Alfredovargaso.



Ir al contenido