Nuevo avistamiento del Caimán del Magdalena en el Huila

1922 views
6 mins read

Un Crocodylus acutus, de más de dos metros, en perfectas condiciones biológicas, fue avistado en las playas del río Cabrera en Villavieja por integrantes de un grupo de monitoreo apoyado por la CAM.

Cuando tomaba el sol de la mañana, en una de las playas del río Cabrera en Villavieja, fue registrado en cámara fotográfica un Caimán del Magdalena (Crocodylus acutus).
El registro del animal, de más de dos metros de longitud, fue realizado por el grupo de monitoreo comunitario Asoprocaimán, asociación apoyada por la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena – CAM.

“Con calma, en un trabajo juicioso y responsable, que hemos venido haciendo con apoyo de la CAM, tuvimos finalmente los registros fotográficos y el video de un caimán subadulto en óptimas condiciones” indicó Diego Perdomo Córdoba, representante del Grupo de Monitoreo Comunitario Asoprocaimán.

El integrante de esta asociación integrada por alrededor de 20 pobladores del área rural de Villavieja relató que el registro se realizó en una zona donde desde el 2014 se han venido identificando huellas y rastros de alrededor de 29 individuos de Caimán del Magdalena.

Por su parte la autoridad ambiental del Huila destacó que la presencia del Caimán del Magdalena en el territorio huilense, es muestra de que la naturaleza es resiliente, debido a que hace más de 30 años se consideraba una especie extinta en el Departamento, pero gracias a los nuevos registros de la reaparición del animal habla del buen estado de los ecosistemas en la región, siendo este un hábitat propicio para su desarrollo.

“La permanencia del Crocodylus acutus nos da un buen indicador de conservación de esta área protegida, así como los resultados del trabajo realizado en el marco de implementación del Plan de Manejo Ambiental del área protegida donde hemos desarrollado acciones conjuntas con el grupo de monitoreo Asoprocaimán y la comunidad”, explicó Jenny Fernanda Ramírez, profesional DRMI La Tatacoa.

Adicionalmente la profesional aseguró que se han instalado vallas informativas donde se avisa sobre la presencia de este caimán, así como la importancia de protegerlo y conservarlo.
“Nuestro logro más importante ha sido el de sensibilizar a los pobladores que habitan estas veredas y están alrededor de este río para que conserven y protejan esta especie”, dijo Jenny Ramírez.

Grupos de Monitoreo
Y fue así como en el año 2014 se consolidó en Villavieja el grupo de monitoreo del Caimán del Magdalena “Asoprocaimán”, que nace en torno a la conservación del Caimán del Magdalena Crocodylus acutus especie que se encuentra en peligro de extinción a nivel mundial, y se creía extinta para el departamento del Huila, y que reapareció en el río Cabrera, en el área protegida Distrito Regional de Manejo Integrado La Tatacoa, tras superar el conflicto presentado por predación a ovejas.

“El grupo de monitoreo lo conformamos aproximadamente 20 personas de la vereda El Doche, Libano y algunos miembros de San Alfonso en Villavieja, quienes hemos recibido capacitación, participación de proyectos y adquisición de los equipos y elementos que nos dan las herramientas para poder hacer este ejercicio”, resaltó Diego Perdomo.

Asoprocaimán se ha encargado de desarrollar actividades de conservación de playas, protección de nidos y neonatos, seguimiento de adultos, así como han participado en foros sobre estrategias de conservación y manejo de la especie, giras para conocer otras experiencias y apoyo en la instalación de vallas informativas que permiten a la comunidad conocer la presencia de la especie. Así mismo han participado en capacitaciones técnicas especializadas para el monitoreo de fauna y seguimiento de estos reptiles.

*No temer *
Finalmente la profesional de la máxima autoridad ambiental del Huila hizo un llamado a la comunidad a no temerle a esta especie, al ser este animal el que ayuda a regular las fuentes hídricas, eliminar individuos deformes y enfermos, desde insectos hasta vertebrados, así como garantizar la salubridad y favorecer la diversidad biológica en los ecosistemas, su vitalidad y buen estado de conservación.

“Los invitamos a proteger y cuidar al Crocodylus acutus y si en alguna zona dentro del río Cabrera o Magdalena encuentran uno, por favor informar a la CAM para así con el grupo de monitoreo, que son personas de la comunidad capacitadas para atender este tipo de situaciones, podamos llegar y hacer la individualización de esta especie”, puntualizó la profesional de la CAM.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido