Noche de subastas en Bogotá Auctions

677 views
11 mins read

15 obras del Renacimiento y más de 130 piezas de artes decorativas y diseño a subasta en Bogotá 

La exposición de todas las piezas en la calle 70 # 10 A – 59, sede de la casa de subastas

A las siete de la noche empieza la puja por las destacadas obras del Renacimiento y a las ocho de la noche el martillo anunciará el inicio de la subasta de las más de 130 piezas de artes decorativas y diseño

El próximo jueves 27 de abril Bogotá Auctions subastará no solamente una importante colección de pinturas del Renacimiento italiano – y no sólo – que pertenecía al destacado escritor y diplomático colombiano Joaquín Piñeros Corpas (1915-1982), sino también más de 130 piezas de artes decorativas y diseño de distintas partes del mundo.

Una especial «Noche de subastas » que arranca a las 7:00 p.m. con este evento excepcional para el coleccionismo local, debido a la calidad del conjunto y a la extrema escasez de esta clase de piezas en el país.

«Las obras fueron adquiridas en Roma tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, en un periodo (1948-1952) durante el cual Piñeros Corpas ejerció como Ministro Plenipotenciario de Colombia ante la Santa Sede. En esos años la economía italiana se encontraba en condiciones muy precarias, debido a las secuelas de la guerra. Esto creó las condiciones propicias para que numerosas pinturas antiguas que se encontraban en manos privadas salieran al mercado y para que, al adquirirlas, fueran, en diversas ocasiones, extranjeros cultos y de condición holgada como el embajador Piñeros, que además podían aprovechar de tasas de cambio muy favorables. No acaso fue en esos años que grandes museos norteamericanos o suramericanos, como el Museo de Arte de Sao Paulo, en Brasil, construyeron el núcleo fundacional de sus colecciones de pintura antigua», afirma Charlotte Pieri, directora general de Bogotá Auctions.

De acuerdo con los organizadores del evento, la mayoría de las piezas que serán subastadas están acompañadas por viejos expertise firmados por reconocidos historiadores y críticos de arte italianos de la época, quienes con frecuencia operaban también como intermediarios en el mercado.

«El principal interlocutor de Piñeros a la hora de adquirir las obras ha sido Amadore Porcella (1906-1971), crítico de arte del diario vaticano L’Osservatore Romano, quien, entre otras cosas, redactó una de las primeras guías a la pinacoteca de los Museos Vaticanos (Guida della Pinacoteca Vaticana, Città del Vaticano, 1931) y fue presidente de la federación Nacional de Expertos y Críticos de arte italianos. 

Basándose en una serie comparaciones, Porcella atribuye algunos de los trabajos de la colección Piñeros a grandes nombres del arte universal: una de las piezas más destacadas del conjunto, la bella Virgen de la pera (ver foto en el catálogo), que se remonta al siglo XVI y se encuentra insertada en un precioso retablo de madera dorado de la época, es atribuida a Andrea Solario, un discípulo de Leonardo Da Vincci; un grande lienzo que representa una luminosa Palas Atenea (ver foto en el catálogo) con elmo y armadura renacentistas es atribuido a Pietro da Cortona, activo en prevalencia en Florencia en el siglo XVII; una pintura con detalles de excelente factura que representa a Judith y Holofernes (ver foto) es atribuida a Lucas Cranach el joven, grande maestro del Renacimiento alemán; un san Juan Bautista de iconografía insólita es atribuido a Tiziano, influyente exponente del Renacimiento veneciano; una preciosa Virgen con el niño (ver foto en el catálogo) es atribuida a Francesco Francia, célebre renacentista italiano de área boloñesa; y un óleo protagonizado por una pareja de jóvenes amantes, cuya iconografía parece remitir al tema de Angélica y Medoro, dos personajes del Orlando Furioso (ver foto en el catálogo) de Ariosto, es atribuido al famoso clasicista francés Nicolas Poussin«, afirma Alessandro Armato, director del departamento de arte de Bogotá Auctions.

Indican los especialistas que estas atribuciones pueden proporcionar unas indicaciones útiles acerca de la época y el contexto de producción de las piezas, sin embargo, tienen que ser tomadas con cierta cautela, teniendo en cuenta el periodo difícil en el cual las pinturas fueron comercializadas y el recurrir, en esos años, de casos de pericias adaptadas para favorecer la venta en el mercado.

«A pesar del margen de inseguridad ligado a las atribuciones, la colección es indudablemente muy valiosa en cuanto reúne un nutrido grupo de auténticas piezas de época, en muchos casos de elevada calidad pictórica. Son obras muy raras de ver en Colombia. Fueron ejecutadas por antiguos maestros que dominaban los secretos de su arte y, a distancia de siglos, siguen dando cuenta del gusto y la cultura de un período crucial en la historia occidental. Son auténticos tesoros de la memoria, además que testimonios de una idea, hoy perdida, de belleza», enfatiza Armato quien continúa explicando que «al lado de los expertise de Porcella, la colección cuenta también con unas cartas de atribución firmadas por Pietro Toesca, un historiador y crítico de arte que supera ampliamente por celebridad el anterior y cuyos juicios parecen estar más centrados. Entre las piezas que llevan el expertise de Toesca sobresale la de un joven con chaqueta roja (ver foto en el catálogo), insertado en un elegante marco antiguo decorado con motivos floreales en oro, que el estudioso considera de un artista de la escuela de Fontainebleau cercano a David Teniers».

A las ocho de la noche, la subasta de artes decorativas y diseño, es un evento imperdible para cualquier amante de la decoración

Como de costumbre, en Bogotá Auctions encontrarán una gran variedad de épocas y estilos. Desde unas espectaculares mesas colombianas de la época colonial (siglo XVIII) hasta algunas de las piezas más icónicas del diseño internacional, como las sillas «Swag leg» de Georges Nelson, pasando por piezas del siglo XIX muy especiales: se destacan entre otros un «confidente» italiano en nogal, y un imponente espejo de pie también estilo victoriano.

El viaje en el tiempo y el espacio llevará al público a China (con un biombo de finales del siglo XIX), a Francia (con un raro tapiz de Aubusson de 1880, de gran tamaño), o a Turquía con otras alfombras persas, algunas con la patina del tiempo, muy de moda hoy en día en los apartamentos europeos.

Esta subasta resalta particularmente los muebles del siglo XX. La época Art Déco (1920-30) está representada con mobiliario y piezas de colección; los muebles norteamericanos y colombianos de los años 50 y 60, muy de moda hoy en día, tienen un lugar especial en esta subasta.

También es importante destacar la presencia de grandes diseñadores difíciles de encontrar en Colombia, a través de muebles (podemos mencionar la icónica Panton Chair, la mesa comedor de Thédore Waddell o un juego de sofá y poltronas en cuero de los años 90 de la marca francesa Roger Bobois), objetos (encontrarán los muy cotizados candeleros de Timo Sarpaneva y otras piezas de Philippe Starck) y lámparas (como la lámpara Poulsen de Arne Jacobsen) entre muchos otros.

El arte de la mesa es protagonista también de esta subasta ya que se destacan piezas de cristalería de Baccarat, Saint Louis y Lalique de los años 30, así como un espectacular juego de té y café de Christofle.

Para los amantes de las Artes decorativas y del diseño, es la oportunidad de deleitarse y adquirir piezas únicas a precios muy atractivos.

Exposición: De lunes a viernes: 10 am – 6 pm.  Sábado, 11 am – 5 pm

Noche de subasta híbrida: Jueves 27 de abril, 7 pm «Tesoros de la colección Joaquín Piñeros».  Jueves 27 de abril, 8 pm «Artes decorativas y Diseño»

Los interesados pueden registrarse en bogotaauctions.com

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido