No le quite el dulce al azúcar

3524 views
4 mins read

Es injusto que la pataleta del señor Roldán le quite los méritos a unas fiestas que a todas luces fueron buenas. Con algunos desaciertos, algo normal en cualquier organización, la versión 63 del Festival del Bambuco en San Juan y San Pedro, fue más que buena, entregando a propios y turistas una programación organizada donde brillaron la puntualidad y la seguridad, con artistas nacionales e internacionales y eventos de calidad, donde se pudo disfrutar de nuestra riqueza cultural.

En lo económico, las cifras hablan por sí solas: 137.000 millones de pesos ingresaron a los bolsillos de los huilenses, favoreciendo a todos los sectores. Por ejemplo, en el último fin de semana, Neiva y Rivera, tuvieron una ocupación hotelera del 92% y el Huila del 88.72%.

Es injusto que la pataleta de una reina que, hay que decirlo, no gustó, y su iracundo tío, termine desdibujando el trabajo de un equipo inmenso que se quemó las pestañas, que trasnochó y que sudó la camiseta para que todos, niños y niñas, personas de la tercera edad, afros, indígenas, LGTBI, todos, disfrutáramos de unas grandes fiestas en las que participaron 7.398 artistas en más de 150 eventos.

La Policía entregó el balance de seguridad, donde hubo reducción de todos los delitos frente al mismo periodo del año anterior. Bajaron los homicidios en 50%, el hurto a personas en un 53%, el hurto de motos en 68% y, lo mejor, no se registró ni un solo caso de terrorismo, lo que generó que los huilenses viviéramos unas fiestas en paz y tranquilidad.

Personalmente, me las gocé en familia bailando en la Calle del Festival, un evento gratuito con artistas de talla nacional. Vi en el balance entregado por el Gobernador que en total fueron 31 artistas de talla mayor que hicieron de estas fiestas un gran atractivo para propios y visitantes.

Para ratificar los buenos resultados del festival, el gerente de Doble Anís declaró a los medios que en los 10 años que lleva la concesión, este mes de junio fue el de mayor volumen de ventas, más de un millón de unidades, lo que confirma que en este San Pedro a todos nos fue bien.

Personalmente, lo que no me gustó mucho fue el tema de las cabalgatas, algo desordenado, con muchos caballos, gente alicorada, un espectáculo que, si bien es tradicional, poco o nada aporta a las fiestas. Claramente, como lo dijo el Gobernador, las cabalgatas hay que reglamentarlas o se acaban.

Mi llamado es a que no le quitemos el dulce al azúcar, no opaquemos algo que fue bueno por la simple mezquindad del señor Roldán y su sobrina, quienes decidieron empañar las fiestas con un escándalo banal, que no vale la pena. Mi reconocimiento a todo el equipo de CorpoSanpedro por la buena organización, por ese gran trabajo que nos permitió disfrutar de las mejores fiestas de los últimos años y el llamado a los medios de comunicación y a los que se hacen llamar ‘influencers’, a que miren más allá de la pataleta y a que reconozcan que este festival fue muy bueno.

Por: Sebastián Moya

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Ir al contenido